FANDOM


Saga Beyond logo
Portada 9-. La Facción de los Cazadores

La Rebelión de los Cazadores

17 de Mayo del 2581

The Shadow Thief, Órbita de Althan

La celda se abrió de golpe mientras que el caído Sangheili se tambaleaba al salir sólo para terminar cayendo sobre sus rodillas. Trató de saltar hacia el ser que se encontraba frente a él, la figura de sombras, para mostrar por qué debería sentir miedo de él. Pero el peso del dolor golpeó sus piernas contra la celda. La rabia que se apodera de él lo lanza al suelo. Cae sobre sus manos y su poderosa armadura genera un gran estruendo.

Su facción, la de los Cazadores, había sido esclavizada. Había sido engañado por sus hermanos. Mientras que las otras facciones luchaban por un futuro en Ceres, arrojándose hacia el Elegido, Sork perdió a los suyos en juegos de traición y ambición. Su orgullo lo llevó a un amargo final.

La figura de sombras se acercó a él y Sork lo observó.

El Tirano: Tengo un propósito claro. No tengo tiempo para explicar así que te pido que me perdones.

Sork intentó levantarse para aplastarlo, para mostrar su fuerza, pero sólo se miró a sí mismo. Se encontraba en un crucero.

Sork 'Lekumee: La Reina... ¿Trabajas para la Reina?

El Tirano: Tú tienes un destino distinto al que te dio la Reina.

Sork 'Lekumee: No voy a hacer el trabajo de nadie... Ahora nada tiene sentido, excepto pensar en la idea de la garganta de Kslo destrozada en mi puño ¡Ese maldito traidor! ¡Debería estar fundido átomo por átomo en la proa de un crucero y dejado ahí como un espantajo que echar a arder!

El Tirano: Entonces no tienes mucho tiempo. Ahora te contaré sin rodeos lo que has recibido.

La figura de sombras le dio a Sork un Cañón de Quemado. El Sangheili se imaginó lo que haría si pudiera agarrar a Kslo, o al hermano de la Reina, o a la misma Reina. Se imaginó si podía cambiar el pasado pero luego lo descartó ya que eso era imposible por lo que decidió centrarse en el futuro. Pensó en la posibilidad de que los suyos puedan ser recordados como algo más que piratas espaciales. Pensó en ser una figura de autoridad para todas las facciones. Un dios en cierto modo.

Sork pensó en que no debió de tratar de ser el Kaidon de los Cazadores sino que debería haber tratado de ser el Kaidon de todo. El de la leyenda. El Kaidon de Kaidons.

El Tirano: La nave es tuya. Si hablas te escucharán... Ahora debo irme... Eres libre.

Sork intentó seguirlo pero falló. No sabe cómo es que se ha ido. Fue al puente del crucero y colocó su arma en el asiento. Sork, el Kaidon de Kaidons va al centro de comando de la nave y reconfigura al Servant Ruler, para ver como trazar un nuevo rumbo hacia una rebelión.


19 de Mayo del 2581

Puesto de Daoroth, Luminalia

Había ocurrido en un abrir y cerrar de ojos. El Invierno asaltó el Prison of Elders y liberó a los Cazadores. En una muestra de ira y resentimiento, los Sangheili asaltaron el Trono de la reina masacrando a todo aquel que estuviera en su camino, robando tecnología y buscando la cabeza de la Reina.

Las Pandoras habían llegado. Su fuerza estaba a la par de los nobles guerreros. Sin embargo, había sido demasiado tarde. Los Cazadores habían abandonado el planeta y se esparcieron por el Sistema Beyond. Mientras que los Paladines recuperaban a los heridos, la Reina apareció.

Ikaros Evergarden: ¿Quién hizo esto?

Un Sangheili se aproximó a ella.

Kslo 'Ehtar: Dicen que fue Sork.

Grayfia Phoenix: ¡¿Sork?!... Imposible. Nos aseguramos de que se perdiera en el espacio.

Ikaros Evergarden: ¿Ha sido confirmado?

Kslo 'Ehtar: ¿Importa eso? Siempre le temerán: vivo o muerto. Si no a Sork a cualquier otro Kaidon. Por eso el derrocador emerge y el presidio se quiebra. Nadie te nombra Kaidon si un auténtico heredero reclama el título.

Ikaros Evergarden: Grayfia, solicita a mi hermano cualquier información proveniente de los Cuervos. Kslo, mira en los canales y frecuencias. Encuentra a Sork.

Los aliados de la Reina comenzaron a trabajar. En poco menos de veinte minutos, la Comandante del Ejército de Luminalia se aproximó al hermano de la Reina.

Grayfia Phoenix: ¿Y los informes?

Thorn Evergarden: Aquí los tienes. Están anexados con órdenes directas de mi hermana, la Reina.

Grayfia Phoenix: Muy bien.

La Pandora tomó el DataPad. Según los Cuervos, hubo avistamientos de Sork en el Sumidero de Ishtar. Antes de poder indagar más, Grayfia revisó las órdenes de la Reina que venía con varios expedientes de las operaciones realizadas por los Titanes de Ceres contra el resto de facciones del Covenant Caído. La Caída del Distrito 15, la Batalla del Frente y, más recientemente, la Operación: DIABLUM. Junto con esto venía información acerca de un "Miembro No-Oficial".

Grayfia Phoenix: ¿Un cazarrecompensas? Es el mismo que vino aquí hace meses... Destrucción del Corazón del Jardín de Tourian... Todos ellos desafiaron a un Príncipe del Enjambre... ¿Ahora Ikaros los invita a luchar junto a nosotros?...

El "Miembro No-Oficial" venía asignado a cierta Escuadra de los Titanes de Ceres. El Equipo Headhunter. Grayfia pasó lista de sus miembros hasta detenerse en el único Iluminado del equipo a quien no tardó en identificar.

Grayfia Phoenix: ...Edward... ¡Preparen todos los canales de comunicación!


Sala del Alto Mando, Torre de los Titanes, Distrito 7, Ceres

Reinhardt Reiss: (Suspiro) Doy por iniciada la Reunión del Alto Mando 234. Uzu Sanageyama ¿Has establecido contacto con un Wyvern?

Uzu Sanageyama: ¡¿Qué?! ¡No!

Erwin Tannin: Entonces, ¿por qué hay un logotipo de dragón en tu nave?

Uzu Sanageyama: Porque... ¿Se ve genial?

Erwin Tannin: Sanageyama, esto es serio.

Uzu Sanageyama: Pensé que un dragón quedaría bien en mi nave. No todos los dragones tienen que ser Wyvern.

Reinhardt Reiss: Serafall, ¿qué opinas?

Serafall Sitri: Lo siento, no estaba escuchando ¿Todavía hablamos de lo mismo?

Keith Ackerman: Ja, ja, ja. Obviamente, Sanageyama no ha establecido contacto con ningún Wyvern.

Erwin Tannin: ¿Cómo lo sabes?

Keith Ackerman: Veamos: Los Sangheili son similares a los reptiles pero no son dragones. Las Brujas del Enjambre vuelan pero no son dragones. Los Prometeos son impredecibles pero no son dragones y los Lek...

Erwin Tannin: Creo que ya entendimos... Bueno, el Alto Mando está de acuerdo en que el logotipo de la nave de Uzu Sanageyama... Es genial.

Una señal fue interceptada por los canales de comunicación.

Keith Ackerman: Ay, ¿y ahora?

Serafall Sitri: Es una transmisión. Llega por todos los canales. Es de Luminalia.

Erwin Tannin: ¡¿Los Iluminados?!

Grayfia Phoenix (Radio): Atención a todos los Titanes de Ceres, les habla Grayfia Phoenix del Ejército de Luminalia. Estamos en disposición de realizar una alianza para enfrentar la creciente amenaza de la Facción de los Cazadores. Ahora ya pueden acceder a nuestro reino.

Keith Ackerman: Que cosas.

Serafall Sitri: Usted ordena, Comandante.

Erwin Tannin: Creo que esta decisión no me corresponde a mí.

Todos voltearon a ver al Spartan.

Reinhardt Reiss: (Suspiro) Yo sabía que esa loca no podría tener a los Elites como esclavos.

Un Kaidon Creciente

Puesto de Daoroth, Luminalia

La nave de Wolf se estacionó en uno de los hangares de la torre. Al avanzar hacia donde le había indicado antes se topó con varios Paladines que iban de un lado a otro desesperados por los recientes sucesos. Entonces, Wolf llegó a la Sala de Mando donde una mujer observaba varias pantallas. Ella notó la presencia del Cazarrecompensas y lo observó con mirada desafiante.

Grayfia Phoenix: ¿Eres tú el cazarrecompensas?

Wolf: Así es.

Grayfia Phoenix: Ikaros me ha dicho que tú te encargarás de cazar a los traidores.

Wolf: ¿Traidores?

Grayfia Phoenix: La Facción de los Cazadores, la que una vez sirvió a Ikaros, la Reina, se ha rebelado. Su líder, Sork, ha huido de su prisión. Tenemos que detenerlos a toda costa. Ve a tu nave y dirígete a Althan. Allá te daré más información.

Wolf asintió y volvió a su transporte.

Durandal: Grayfia Phoenix... Bueno, parecía ser más agradable que la Reina. O su hermano. Vaya.

Wolf: ¿Qué pasa?

Durandal: No es más ni menos que la Comandante del Ejército de Luminalia. Ella luchó contra los Cazadores en la Campaña Luminaica.

Wolf: ¿Cómo lo...? ¿De dónde sacaste eso?

Durandal: Simple curiosidad. Necesitamos saber para quien vamos a trabajar, ¿no?

El vehículo del Cazarrecompensas salió del planeta. Él encendió el motor desliespacial recién instalado y partió directo hacia su objetivo.


Calas de Ceniza, Sumidero de Ishtar, Althan

La nave de Wolf salió del desliespacio. Las coordenadas marcaban una zona donde se habían detectado rastros de radiación propios de una brecha desliespacial abierta anteriormente. La causa estaba a la vista. Varios cruceros del Covenant Caído estaban sobrevolando el Sumidero de Ishtar.

Wolf: ¿Durandal?

Durandal: Son naves del Invierno y de una marca que no había visto antes... Supongo que es de los Cazadores... La Comandante Phoenix está entrando al canal.

Grayfia Phoenix (Radio): Cazarrecompensas, ¿estás en ruta?

Wolf: Sobrevolando el entorno ¿Cuál es el objetivo?

Grayfia Phoenix (Radio): Sork lidera a la Facción de los Cazadores. Quiere hacerse con el control de otra facción del Covenant Caído.

Wolf: Invierno.

Grayfia Phoenix (Radio): Sí. Matará a sus líderes y tomará el mando de sus tropas. Ikaros cree que con tu ayuda lo detendremos. Yo no lo haré hasta verlo.

La nave descendió a una zona cercana a la Guarida del Invierno.

Durandal: Oye, ¿esos son?

Anton, Ryuko y Edward se encontraban combatiendo a varios soldados del Invierno. El Cazarrecompensas salió de su nave y limpió el campo disparando proyectiles explosivos. Al estar en tierra se reunió con sus aliados.

Wolf: ¿Qué hacen aquí?

Anton Ivanoff: La red del Invierno estaba frenética y Keith creyó que era una oportunidad excelente para atacarlos ¿Tú que haces aquí?

Wolf: Los Iluminados tienen un blanco que quieren eliminar.

Edward Blake: ¡¿Iluminados?! ¡¿Estuviste en Luminalia?! ¡¿Viste a Grayfia?!

Durandal: Tranquilo... Listo, todos pueden oírla.

Edward Blake: ¡¿Grayfia?! ¡¿Me escuchas?!

Grayfia Phoenix (Radio): ...¿Edward?... ¿E... E... Eres tú?

Edward Blake: ¡Qué alegría volver a oír tu voz! ¿Cómo has estado?

Grayfia Phoenix (Radio): Yo... Yo... Pues bien...

Ryuko Matoi: ...Esto es un poco incómodo.

Anton Ivanoff: Bueno, el objetivo es un Sangheili ¿Qué tan difícil puede ser?

Wolf: Cuanto menos tardemos mejor.

Durandal: ¡Brecha desliespacial!

Un estruendo resonó en los cielos. The Shadow Thief cruzó el escenario posicionándose cerca del The Winter Is Coming.

Grayfia Phoenix (Radio): (Carraspeo) Concentrémonos. Avancen hasta las coordenadas actualizadas.

Anton Ivanoff: Con esos Revenant será más rápido.

Debajo de un Phantom hecho pedazos se encontraban apenas dañados unos vehículos estándar del Covenant. Se dividieron en parejas y abordaron los vehículos. Utilizando el Acelerador avanzaron hasta un claro donde un Phantom desplegó tropas acompañadas de un Wraith Antiaéreo.

Edward Blake: ¡Son Cazadores! ¡Tomaron la artillería del Invierno!

Los Sangheili con insignias azules oscuras dejaron llover proyectiles de plasma contra la Escuadra mientras que el piloto del Wraith usaba los cañones para derribar los taludes de la zona a fin de causar un deslave que los aplaste. Sin embargo, el poder destructivo del Cañón de Mortero de los Revenant resultó muy eficiente gracias a su cadencia de disparo. En nada ya habían eliminado la primera formación defensiva y se encontraban subiendo la cuesta.

Grayfia Phoenix (Radio): Se están acercando a su objetivo. Prepárense.

Ryuko Matoi: ¿Qué tiene de especial Sork?

Grayfia Phoenix (Radio): Invierno, Demonios y Reyes. Todos odian a Sork. Creen que los traicionó en la Caída del Distrito 15.

Durandal: Detecto un patrón energético conocido... Similar a lo que usa Ed para congelar a los Prometeos.

Grayfia Phoenix (Radio): Campos de estasis. Sork estuvo encerrado en una de esas cápsulas. Debe ser él.

Los cuatro se detuvieron ante la puerta. Wolf se acercó para que Durandal accediera a la consola para abrirla. No le tomó más de cinco segundos abrir el camino por donde la Escuadra se infiltró.


Las Cenizas, Sumidero de Ishtar, Althan

Varios Sangheili del Invierno observaban a su semejante hablando en su dialecto. La Escuadra se escabulló y observó la situación.

Grayfia Phoenix (Radio): Qué raro.

Edward Blake: Lo sé. Deberían estar luchando. Si la Facción del Invierno ya se está postrando ante Sork...

El Spartan observó el entorno. Eran varios soldados del Invierno mientras que subiendo por otra cuesta había varios francotiradores.

Anton Ivanoff: Ugh. Son demasiados. Si atacamos estamos fritos ¿Alguna idea?

Grayfia Phoenix (Radio): Ikaros, la Reina, tomó el control de los Cazadores hace tiempo derrotando a su Kaidon. Si luchas contra Sork a manera de desafío y lo derrotas entonces Invierno no lo aceptará como líder.

Wolf: Entonces sólo tengo que ser rápido.

El Cazarrecompensas se escabulló mientras que sus compañeros tomaron posiciones para cubrirlo. Entonces, Wolf usó su Aceleración para salir expulsado contra Sork. Sin embargo, el Kaidon sorpresivamente había notado la presencia de la Escuadra y había usado un traslocador para teletransportarse.

Ryuko Matoi: ¡¿Te esquivó?!

Los del Invierno entraron en confusión y se vieron forzados a atacar a todos los que no pertenecieran a su facción. Invierno terminó por verse abrumado ante los ataques de ambas facciones que decidieron unir fuerzas con los Cazadores. Sork, con uno de sus objetivos completados, abusó de su traslocador y subió la cuesta que estaba acumulándose de fuerzas de los Cazadores.

Sork 'Lekumee (Radio): Kono Sork Yemir Bregff ¡Renderros Kaidon ak Kaidons!.

Grayfia Phoenix (Radio): ¡Kslo! Ponte en contacto, ¿qué acaba de decir?

Kslo 'Ehtar (Radio): En tu lengua dijo: "Yo, Sork, permaneceré firme ¡Ríndete ante el Kaidon de todos los Kaidons!

Durandal: ¿Kaidon de Kaidons?

Anton Ivanoff: ¿Se ha ascendido a sí mismo?

Kslo 'Ehtar (Radio): La Leyenda de los Nobles. Debe considerarse un profeta.

Ryuko Matoi: O tal vez se ha vuelto loco... ¿Qué hace un Elite en el canal?

Wolf: ¡No dejen que escape!

Los Cazadores se vieron protegidos por Servant. Pero a pesar de contar con mayor artillería no fueron capaces de resistir los proyectiles del Cañón de Energía de Wolf y del Arma Voltaica de Edward. Juntos limpiaron la cuesta permitiendo al resto de la Escuadra subir.

Durandal: Sork no ha escapado aún. La señal de estasis es más fuerte.


Guarida del Invierno, Sumidero de Ishtar, Althan

La Escuadra entró a la caverna. Sork se encontraba justo al frente de ellos abordando un Phantom. Guardias de los Cazadores aparecieron para custodiar a su líder. Para el momento en que la Escuadra eliminó a los soldados, Sork ya se había escapado hacia su crucero.

Ryuko Matoi: Y se fue...

The Shadow Thief prendió sus motores principales y abandonó el planeta.

Grayfia Phoenix (Radio): La nave ya ha salido de órbita...

Edward Blake: No pasa nada. Lo encontraremos.

Anton Ivanoff: Todavía quedan muchos Cazadores aquí. Será mejor que acabemos con ellos.

En ese momento un proyectil pasó entre la Escuadra y se adhirió al muro. El artefacto reunió energía suficiente como para desencadenar una explosión que sacó a los cuatro justo frente a una horda de Cazadores.

Ryuko Matoi: ¡¿Qué demonios fue eso?!

Kslo 'Ehtar (Radio): Cañón de Quemado. Una poderosa arma creada por accidente.

Durandal: Múltiples enemigos aproximándose.

Anton Ivanoff: ¡Que no quede ninguno con vida!

Antes de prepararse para luchar, un Ultra volvió a disparar un proyectil de su Cañón de Quemado. Afortunadamente, Edward formó una barrera de estasis que contuvo la explosión. Acto seguido, la Escuadra arremetió contra los Cazadores.

Edward tomó una posición elevada para usar su Arma Voltaica con más comodidad. Ryuko y Anton usaron sus armas de corto alcance para acabar con los inexpertos miembros de la facción. Y, por su parte, Wolf se concentró en los Ultras quienes varios de ellos usaban aquella poderosa arma. Finalmente el ataque cesó y los miembros de la Escuadra suspiraron de cansancio.

Durandal: Esto es extraño...

Wolf: ¿Qué?

Durandal: Por un momento he detectado energía de la Confluencia Temporal por todo el lugar. Debo estarlo confundiendo con los rastros de estasis.

Grayfia Phoenix (Radio): No pudieron eliminar a Sork... (Suspiro) Pero han superado mis expectativas. Invierno ahora sirve a Sork y los Cazadores sólo acaban de empezar.

Edward Blake: Ya encontramos a Sork una vez, podemos volver a hacerlo. Sólo tenemos que identificar su siguiente objetivo.

Wolf: Las comunicaciones del Covenant Caído son la clave.

Grayfia Phoenix (Radio): Kslo podrá descifrarlas.

La Escuadra buscó en la pila de cadáveres algún tipo de artefacto de comunicación para así poder descifrar las comunicaciones del Covenant.

Ryuko Matoi: Ese tal Kslo parece... Bueno, un poco inusual.

Edward Blake: Si Grayfia confía en él entonces yo también.


Puesto de Daoroth, Luminalia

Ikaros Evergarden: Así que no era mentira, ¿es Sork?

Grayfia Phoenix: Sí. El grupo de Titanes lo avistó en el Sumidero de Ishtar y utilicé telemetría de su IA para confirmarlo. La misma armadura y espantosa voz. Lo siguieron desde la Guarida del Invierno ¿Cómo pudo...?

Ikaros Evergarden: ¿Y crees que esto ha sido una operación con éxito?

La Comandante miró a la Reina a los ojos. La tensión de aquellos días en la academia volvió por unos instantes para luego volver a la normalidad.

Grayfia Phoenix: Ahora se llama a sí mismo el Kaidon de Kaidons. Lo encontramos una vez y lo volveremos a hacer. Tengo un plan tan pronto como la Escuadra acceda a las redes del Covenant Caído.

Las puertas a la Sala del Trono se abrieron y Kslo avanzó hacia las mujeres.

Ikaros Evergarden: ¿Qué ocurre?

Kslo 'Ehtar: Tenemos información. No hay señales de Sork, pero sí de las Espadas Silenciosas. Cazan a los Demonios. En Ceres.

Grayfia Phoenix: Las Espadas Silenciosas en Ceres. Demonios pero... ¿Y lo Reyes?

Ikaros Evergarden: Envía al Cazarrecompensas a por ellos. Inicien operaciones de eliminación en conjunto con los Titanes de Ceres.

Grayfia Phoenix: ¿Al Cazarrecompensas? ¿Por qué?

Ikaros Evergarden: Me lo debe. Hasta terminar esta crisis, tú lo guiaras junto con Kslo.

Grayfia Phoenix: ¿Existe la posibilidad de que pueda participar en esas operaciones?

Ikaros Evergarden: No.

Grayfia Phoenix: (Suspiro).

Las Espadas Silenciosas

La División, Distrito 15, Ceres

Grayfia Phoenix (Radio): Las Espadas Silenciosas. No son más que asesinos. Durante la Campaña Luminaica fueron tras nuestros comandantes y parece que harán lo mismo con la Facción de los Demonios.

Durandal: O lo que quede de ellos.

Grayfia Phoenix (Radio): No obstante, Kslo y yo conocemos sus trucos. Podrás contra ellos.

El Cazarrecompensas aterrizó sobre un edificio cubierto de nieve.

Wolf: ¿Saben dónde están?

Grayfia Phoenix (Radio): Creemos que se reúnen en las puertas del Cosmódromo. Será mejor que los encuentren antes de que hagan lo que mejor saben hacer. Atentos.

Wolf avanzó hasta la brecha que lo llevó de vuelta al interior del muro perimetral del distrito. Estandartes de los Demonios se encontraban hechos pedazos y había varios cadáveres tanto de Ultras como de unos pocos Zealot. Aparentemente no había enemigos cerca.

Grayfia Phoenix (Radio): Durante la Campaña Luminaica, lideré un ataque contra las Espadas Silenciosas. Mis compañeras y yo matamos a casi todos. Creo que fue la razón por la que ganamos.

Durandal: ¿Acabar con un grupo de asesinos puede cambiar la dirección de una guerra?

Wolf: Cualquier mínima acción.


La Brecha, Distrito 15, Ceres

Wolf se encontró más adentro del complejo de las instalaciones del muro. Estandartes quemados y cuerpos sin vida. Todos tenían la marca de un tajo por quemadura de plasma sobrecalentado. Apenas Wolf pudo esquivar el disparo de un Rifle de Haz que iba hacia su cabeza.

Al buscar al tirador, Wolf encontró a un grupo de Sangheili que se ocultaron con su camuflaje activo en cuanto fueron vistos. Definitivamente no eran los mismos asesinos que el Cazarrecompensas enfrentó la vez anterior en el Complejo Ceriano. Al perseguirlos, una esfera salió disparada justo bajo sus pies liberando un absorbedor de energía.

Wolf cayó a los pies de un asesinó que reveló su posición al encender su Espada de Energía. El Cazarrecompensas consiguió esquivar la tajada y se aferró a la espalda del Sangheili para degollarlo con su Cuchillo de Combate. Al dejar caer el cuerpo sin vida, Wolf siguió su camino hasta que unos sensores láser lo frenaron.

Durandal: Minas trampa. Colocaron varias en todos los túneles.

El Cazarrecompensas evitó que los sensores lo detectaran sólo para ser atacado una vez más por Espadas Silenciosas. Los Sangheili lo rodearon e intentaron matarlo a quemarropa con sus Rifles de Plasma a lo que Wolf tuvo que saltar encima de ellos dejando atrás una Bomba. El explosivo detonó y consumió a los asesinos. Justo cuando creía que la vía estaría libre se encontró con más sensores de explosivos.

Wolf: ¿Por qué han puesto tantas minas?

Kslo 'Ehtar (Radio): Los Demonios pueden detectar señales igual que nosotros. Pueden saberlo.

Durandal: Y a todo esto, ¿cómo logró escapar Sork?

Grayfia Phoenix (Radio): Las Espadas Silenciosas seguramente lo ayudaron, pero se dice que fue la Reina quien lo dejó a la deriva en el The Shadow Thief en ruta de colisión contra Beyond... Realmente desconozco como fue liberado.

Durandal: Bueno, eso es lo que menos importa ahora. Estoy detectando... Sí, señales de los Cazadores, fuera del muro.

Wolf: Deben ser más Espadas Silenciosas.


El Cosmódromo, Distrito 15, Ceres

Durandal: La misma nieve y pedazos de chatarra oxidada... Qué nostálgico.

Wolf tuvo poco tiempo de apreciar el lugar donde conoció a su compañera debido a la aparición de varias Phantom. Los Transportes de Tropas dejaron unidades furtivas armadas con Espadas de Energía y más armamento contundente. Entre ellos se encontraba un Zealot armado con una Escopeta de Plasma que era custodiado a lo lejos por asesinos con Rifles Aguijón.

El Cazarrecompensas se arrojó contra los soldados Menores para encargarse desde ahí de los francotiradores. El Zealot entonces tomó la oportunidad y vacío su cargador a quemarropa dejando a Wolf completamente desprotegido a un ataque. El Sangheili estaba por enterrarse la Daga de Energía de su puño cuando el Cazarrecompensas lo sujetó a tiempo para usar su propio peso contra él para estamparlo contra el suelo.

Cuando el Zealot se levantó, un tiro sobrecargado de Plasma del Cañón de Energía de Wolf fundió su armadura con su cuerpo cayendo sin vida. Otro par de Phantom apareció y Wolf no lo pensó más para disparar todos los Misiles posibles. Los Transportes de Tropas explotaron en destellos azules dejando caer los cadáveres de Espadas Silenciosas en la nieve.

Rewa 'Lekumee (Radio): ¡Muyet Nishum!

Kslo 'Ehtar (Radio): Esa era la comandante de las Espadas. Te acaba de llamar... Bueno, era un insulto.

Grayfia Phoenix (Radio): Buen trabajo. No permitiste a Sork acceder a la Facción de los Demonios. Pero hay otra facción.

Durandal: Los Reyes.

Grayfia Phoenix (Radio): Sí, y a su manera son más peligrosos que las Espadas. Vayan por ellos.


Puesto de Daoroth, Luminalia

Ikaros Evergarden: No tenía idea de que sería tan fácil, hermano. Las Espadas Silenciosas se han superado, por estúpidos.

Thorn Evergarden: No me parece gracioso. Puede que el Cazarrecompensas haya sabido arreglárselas con ellos en Ceres pero mis Cuervos me avisan que aún tenemos mucho de qué preocuparnos. Muchos de ellos sobrevivieron, casi todos ellos de hecho salieron con vida.

Ikaros Evergarden: No me parece gracioso nada de esto, hermano... Habla con Grayfia, que de caza a las Espadas Silenciosas y a su comandante, Rewa. Ellos tampoco escaparán de mi ira.

La Facción Reinante

Las Grutas, Distrito 15, Ceres

Grayfia Phoenix (Radio): La Facción de los Reyes es única entre el Covenant Caído. Reservados y peligrosos, se esconden en la sombra del Cosmódromo, esperando. Maquinando. Si Sork puede hacerse con ellos bajo su estandarte, tendremos un gran problema... (Interferencia) Maldita sea, estoy recibiendo interferencias allí abajo.

El Cazarrecompensas aterrizó en el lugar más cercano que tenía al alcance.

Grayfia Phoenix (Radio): (Interferencia) Cazarrecompensas, te estoy perdiendo. Intenta identificar qué causa la interferencia y páralo.

Wolf: ¿Durandal, sabes que está pasando?

Durandal: Creo que podrían ser los mismos transmisores que usaron para captar la señal de Zod.

Kslo 'Ehtar (Radio): No. Sork está produciendo interferencias con Servant. Una avanzada táctica que puede engañar a Phoenix pero no a mí. Yo te guiaré, Cazarrecompensas.

A pesar de que Wolf no se sentía cómodo con que un Sangheili lo guiara no tuvo más opción. El Cazarrecompensas subió la colina donde se encontraba estrellado un Sembrador del Enjambre. La pobre defensa de los Nigromantes era desbaratada por los tenaces Cazadores.

Wolf se abrió camino entre ambos bandos y cruzó por el Sembrador hasta llegar al sistema de cuevas. Los disparos de los Trituradores de los Acólitos eran ensordecidos por las ráfagas de plasma. Entre todo el alboroto, un sonido peculiar sonaba y hacía eco en las cuevas. El Cazarrecompensas se asomó e identificó a un Servant con una carcasa distinta.

Durandal: Ese debe ser el Servant.

Kslo 'Ehtar: Destrúyelo.

Unos cuantos tiros sobrecargados del Rayo de Plasma fueron suficientes para desintegrar el chasis del Servant y un más para destruir su núcleo. Los Cazadores que custodiaban a la máquina se enfrentaron al Cazarrecompensas pero en su descuido fueron asesinados por un Caballero Nigromante. Wolf entonces atacó a la criatura despejando la zona y el camino por delante.

Kslo 'Ehtar (Radio): Las señales siguen afectadas. Los Cazadores deben de tener un segundo Servant. Avanza y encuéntralo.


Refinería, Distrito 15, Ceres

Wolf salió por el túnel cubierto de corrupción y cristales del Enjambre. Eso lo llevó hasta la sección donde otro enfrentamiento entre dichos bandos se libraba.

Durandal: ¿Cómo es que conoces las tácticas de los Cazadores?

Kslo 'Ehtar (Radio): Yo fui un escriba de ellos. Sork era despiadado, incluso para ser un Kaidon. No podía soportar su odio injustificado.

Durandal: ¿Y por qué te uniste a los Iluminados?

Kslo 'Ehtar (Radio): No todos los Sangheili nos hemos echado a perder, ¿sabes?

El Cazarrecompensas pasó de largo y buscó al Servant. Casi al salir a la Base de Lanzamiento, encontró a la máquina eliminando a varios Lacayos que ya habían arañado su chasis. Wolf entonces usó un par de Bombas para repeler a los Nigromantes y luego se concentró en el Servant, destruyéndolo ahí mismo.

Grayfia Phoenix (Radio): Excelente. No sé qué has hecho pero ya me llega tu señal alta y clara. Kslo, ¿estás con nosotros?

Kslo 'Ehtar (Radio): Sí... Los Reyes también verán a los Cazadores. No les va a gustar. Cazarrecompensas, estás aquí para negarle a Sork la Facción de los Reyes. Ellos no lo saben, ni les importa. Intentarán matarte. Acaba con ellos antes.


Mirador del Rey, Distrito 15, Ceres

Wolf salió a la Base de Lanzamiento. A mano izquierda se encontraba las instalaciones de un mirador cubierto de estandartes dorados. No había duda de que debía ser una de las bases de los Reyes. Así que el Cazarrecompensas forzó su entrada al interior.

Kslo 'Ehtar (Radio): Si los Reyes detectaron a los Cazadores antes del ataque, Sork habrá encontrado a su adversario perfecto.

Cada habitación del complejo estaba lleno de varios grupos de Cazadores que fueron eliminados silenciosamente por Wolf. El Cazarrecompensas subió unos escalones que lo llevó a una sala de observación. Ahí había una gran consola que proyectaba varias cosas, entre ellas, un holograma del Cryptum de Tourian. A su alrededor se encontraban discutiendo tres Zealot, dos Reyes y un Cazador.

Para finalizar las negociaciones lo más rápido posible, el Cazarrecompensas disparó un Misil que únicamente consiguió abatir a un Rey. El Zealot sobreviviente creyó que se trataba de una emboscada por lo que ordenó a sus hermanos atacar a los Cazadores. Confundidos, los otros Sangheili contraatacaron pero al perder a su líder cayeron en la desesperación.

El Rey entonces descubrió al Cazarrecompensas y se teletransportó hacia él con su traslocador. El Sangheili intentó matarlo con su Escopeta de Plasma a lo que Wolf contestó manteniendo las distancias mientras disparaba tiros sobrecargados de su Rayo de Plasma. En un último esfuerzo, el Zealot saltó intentando enterrar su Espada de Energía en su enemigo pero Wolf lo esquivó al dar una voltereta en el aire. A continuación, usó la Aceleración para impulsarse contra la cabeza del Sangheili y así enterrarle su Cuchillo de Combate.

Viral 'Sradam (Radio): Wol Znabew. No Gr'Edd Od.

Las fuerzas restantes de los Reyes se retiraron obedeciendo las palabras de uno de sus máximos líderes.

Grayfia Phoenix (Radio): Los Cazadores están muertos y los Reyes... Bueno, aún son un gran peligro para Ceres. Pero no trabajan para Sork. Vuelve al puesto ahora, Cazarrecompensas.


Puesto de Daoroth, Luminalia

Grayfia Phoenix: A ver, ¿hay más facciones que esté intentando convertir?

Kslo 'Ehtar: Puede que busque reunir a Exilio, pero no lo seguirán. No siguen a nadie, ni Kaidon ni Anciano.

Grayfia Phoenix: ¿Y qué me dices de la Facción de la Guerra?

Kslo 'Ehtar: La Guerra desapareció tras el Tornado... Aún recuerdo la profecía. Piensas que muchos han reclamado su puesto como Kaidon de Kaidons, pero nadie lo ha hecho. La Facción del Juicio es lo más parecido a la paz que los Sangheili hayan conocido.

Grayfia Phoenix: A lo mejor tú eres el Kaidon de Kaidons.

Kslo 'Ehtar: Parece que Sork regresa a Althan.

Grayfia Phoenix: Contactaré al Cazarrecompensas.

Ardid de los Cazadores

Ruinas del Despertar, Sumidero de Ishtar, Althan

Grayfia Phoenix (Radio): La Facción de los Cazadores está en marcha. Están rodeando fortalezas de la Confluencia Temporal por el Sumidero de Ishtar. Todos los soldados bajo su mando están allí abajo.

Durandal: O Sork se ha vuelto loco o es una genialidad táctica.

Wolf: Esta cacería ya duró demasiado.

The Shadow Thief salió del desliespacio y pasó por encima de la nave de Wolf.

Sork 'Lekumee (Radio): Kono Sork Kaidon ak Kaidons. Xilimoff Kzam Rouwr. Yemir Woup Naowebe 'Vidam Renauk.

Kslo 'Ehtar (Radio): Sork ha dicho "Yo, Sork, soy el Kaidon de Kaidons. Las facciones deben arder. Todos se postrarán ante el estandarte de los Cazadores".

Durandal: Estoy recibiendo una señal cruzada del Covenant Caído con otra de la Confluencia Temporal. No sé qué estará haciendo, pero nunca he visto nada igual.

The Shadow Thief se posicionó cerca de la Ciudadela y desplegó varios Phantom hacia las Ruinas del Despertar.

Durandal: Bien, esa no es una buena señal. Los Cazadores están atacando el Condensador de Flujo.

El Cazarrecompensas descendió a tierra y salió de su vehículo. Frente a sus ojos se había formado la espira y la puerta al interior de la fortaleza de los Prometeos se encontraba abierta.

Durandal: Han... Han conseguido entrar.

Grayfia Phoenix (Radio): Ve allí, Cazarrecompensas ¡Debes pararlos!

Wolf ignoró el enfrentamiento entre los Sangheili y los Prometeos para apresurarse a entrar en las cavernas.


Pozo del Templario, Sumidero de Ishtar, Althan

Wolf cruzó la Prueba de Kabr a toda velocidad empleando su Aceleración. Al llegar a los pilares flotantes tuvo que saltar de uno en uno hasta llegar a la plataforma frente a la estructura del Pozo.

Grayfia Phoenix (Radio): Sork se ha vuelto loco de verdad. He visto informes de los Cuervos de Thorn, informes sobre tecnología del Condensador. Algo realmente espantoso.

Durandal: ¿Crees que sea tecnología como la de la Red Hefesto? ¿Algo así como su propia red de teletransportación?

Wolf: Puede ser pero el Covenant siempre ha sabido cómo sacar provecho de tecnología ajena. Esta podría no ser la excepción.

Wolf cayó en la plataforma del Pozo y encontró a varios Sangheili experimentando con máquinas en posiciones específicas. El Cazarrecompensas acabó con los soldados cuando de repente un conocido sonido resonó por la cámara. Al voltear, un Monitor Forerunner iluminado de luz dorada comenzó su canto.

Kslo 'Ehtar (Radio): Los Cazadores estaban intentando destruir a los Oráculos. Cazarrecompensas, tienes que destruirlos antes de que ellos lo hagan contigo.

Durandal: ¡¿Cómo es que aún existen?!

El Cazarrecompensas destruyó al Oráculo antes de que finalizara su canción pero entonces, sobre una de las máquinas, apareció otro. Wolf tuvo que atacar las nueve posiciones donde los Oráculos aparecían. La duda lo invadía ¿cómo era que aún existían si el Templario y Crono habían sido destruidos? ¿Será que ese lugar seguía estando bajo el dominio de la Confluencia Temporal?

Finalmente los Oráculos dejaron de aparecer y las máquinas que servirían para destruirlos estallaron. Un estruendo sacudió la plataforma. Cazadores comenzaron a salir de las cuevas alrededor del complejo. Estos estaban armados con Cañones de Quemado por lo que el Cazarrecompensas tuvo que cambiar de posición a cada momento para contraatacar. Cuando el Zealot cayó, los Cazadores se dividieron en grupos en búsqueda de rodear a Wolf pero fue inútil. Wolf inspeccionó las máquinas luego de acabar con el último de los Cazadores.

Grayfia Phoenix (Radio): Así que Sork quería usar a los Oráculos para infiltrarse en la red de los Prometeos. Esto es más que una cacería. Una facción del Covenant Caído con tecnología de la Confluencia Temporal es una amenaza para todo el sistema.

Kslo 'Ehtar (Radio): Las cosas son más sencillas ahora. Sork no pudo haber ido muy lejos. Es nuestra oportunidad para acabar con él junto con su facción.


Puesto de Daoroth, Luminalia

Thorn Evergarden: Casi toda la flota, majestad. De vuelta al Sumidero de Ishtar.

Ikaros Evergarden: Ha fallado en su pequeña profecía, así que buscará dominar el Sumidero ahora que Draks no está.

Thorn Evergarden: Pensé lo mismo, pero mis Cuervos dicen que no está allí... Hemos encontrado a sus guardias llevando tropas a la Ciudadela.

Ikaros Evergarden: Interesante... Dile a Grayfia que he cambiado de opinión. Quiero a Sork vivo.

Rescate de la Reina

Ruinas del Despertar, Sumidero de Ishtar, Althan

Una brecha desliespacial se abrió. Wolf salió del Pozo del Templario gracias a la Red Ignis. Cuerpos sin vida de los Cazadores y partes de Prometeos yacían apilados en el suelo. The Shadow Thief seguía cerca de la Ciudadela donde una tormenta se estaba formando.

Durandal: Una facción del Covenant Caído con la tecnología del Condensador de Flujo. Si hay algo que aprecies en este universo, debemos detener a Sork.

Wolf: Lo que le hicieron al Distrito 15... ¿Qué es lo que harían con el pasado?

Grayfia Phoenix (Radio): Cazarrecompensas, nuevas órdenes de Ikaros. Quiere a Sork vivo.

Durandal: ¡¿Qué?! ¡¿Qué?!

Grayfia Phoenix (Radio): Esto lo hace sólo un poco más difícil. Serás la punta de la lanza. Ve a la Ciudadela. Yo estaré cerca con un equipo de captura.

En el cielo se abrió una brecha desliespacial. Varias naves surcaron los cielos mostrando insignias del Ejército de Luminalia.

Grayfia Phoenix (Radio): El Equipo Tempest y yo nos asentaremos a pocos kilómetros de la Ciudadela. Cuando lo encuentres, estaremos listas.

El Cazarrecompensas hizo que su Opossum se materializara. Lo abordó y partió en dirección a su siguiente objetivo.

Durandal: Entonces... Intentó conquistar otras facciones y falló ¿Se tratará ahora de las armas? ¿Querrá equipar a los Cazadores con herramientas de guerra de la Confluencia Temporal?

Kslo 'Ehtar (Radio): Si Sork cree que es el Kaidon de la profecía, el armamento podría definir esta batalla.


La Ciudadela, Sumidero de Ishtar, Althan

Wolf llegó a los pies de la torre de la Ciudadela. Como era de esperarse había pilas de partes de Prometeos por todas partes y apenas cadáveres de Sangheili. Las coordenadas marcaban el camino hacia el muro donde un pasaje secreto se abrió.

Wolf: ¿Estará por aquí?

Grayfia Phoenix (Radio): No estoy segura de que persigue, pero tengo pistas sobre esa señal. Está allí arriba, en lo alto de la torre. Ya puedes ir escalando.

Una descarga eléctrica recorrió el complejo. La tormenta se hacía cada vez más grande.

Durandal: Tengo un mal presentimiento. Y de los feos.

Los pasadizos estrechos desembocaron en una amplia cámara donde se encontraba activo un ascensor gravitatorio. El Cazarrecompensas esperaba que el lugar se encontraría repleto de Prometeos. Ciertamente había máquinas pero su número se reducía ante la cantidad de Sangheili que custodiaban el ascensor.

Uno de los Ultras vació el cargador de su Escopeta de Plasma acabando con un Hydra Prometeo. Los Cazadores se percataron de la presencia de Wolf e iniciaron el ataque. El Cazarrecompensas no tenía nada más que perder así que empleó toda la fuerza que tenía disponible para atacar. Varias explosiones retumbaron la cámara seguido del golpe seco de los cuerpos sin vida de los Cazadores cayendo al suelo.

Wolf se acercó al panel de control del ascensor para que su compañera borrara el escudo protector que lo rodeaba. La barrera cayó y Wolf fue al ascensor que lo elevó en el aire hasta impulsarlo lo suficiente como para alcanzar la cima.

Kslo 'Ehtar (Radio): Cuando fui escriba de la Facción de los Cazadores, estuve junto a Sork durante gran parte de la Campaña Luminaica. Supongo que el enemigo de mi enemigo es mi amigo...


La Terminal, Sumidero de Ishtar, Althan

Al llegar a la parte superior de la Ciudadela, Wolf se encontró con varias plataformas flotantes similares a las que había en el Condensador de Flujo. No lejos de ahí, una gran plataforma contenía varios portales de transferencia de los Prometeos y, sobre ellos, estaba el The Shadow Thief.

Durandal: Ha llegado el momento.

Cuando Wolf se acercó a una de las plataformas flotantes, estas comenzaron a desaparecer y reaparecer en una secuencia simple pero que con un simple error podía significar la perdición.

Durandal: Esta tecnología encaja con una marca del Condensador de Flujo. Estas cosas aparecen y desaparecen. Ten cuidado.

El Cazarrecompensas memorizó la secuencia y cruzó sin problemas la primera parte hasta llegar a una estructura estable.

Grayfia Phoenix (Radio): Te estás acercando. Tempest y yo estamos en camino.

Wolf cruzó la segunda parte de plataformas flotantes con éxito. La tormenta entonces se hizo más fuerte y liberó descargas eléctricas. Los relámpagos abrieron brechas temporales de las que salieron Sangheili de la Facción de los Cazadores.

Durandal: ¡¿Cómo?! Wolf, hay decenas de nuevas señales de Cazadores y el número sigue creciendo ¡Es tecnología de la Confluencia Temporal!

Grayfia Phoenix (Radio): ¡Sork! ¡Está haciendo reaparecer a toda la Facción de los Cazadores a través del tiempo!

Wolf: ¿El tiempo? ¿Quieres decir que los trae del pasado?

Durandal: No. El tiempo es el recurso empleado por los Prometeos para viajar entre dimensiones. Estos Cazadores deben provenir de algún lugar desconocido.

La tormenta se volvió violenta. Hordas de Cazadores aparecieron con cada descarga eléctrica. Wolf cruzó la zona a toda velocidad con su Aceleración para destruir los portales de transferencia asumiendo que eran la clave de todo. De alguna forma su plan funcionaba. Con cada portal destruido la tormenta reducía su tamaño.

Unos cuantos Ultras intentaron degollarlo con sus Dagas de Energía y Wolf hacía lo posible por quitárselos de encima. Al quedar activo solo un portal, el Cazarrecompensas arremetió contra los Cazadores con sus Misiles sin dejar a ninguno con vida. Luego apuntó al último portal y disparó su último proyectil.

El portal explotó pero al mismo tiempo una poderosa descarga eléctrica cayó encima de él. El Kaidon de Kaidons, Sork 'Lekumee, apareció portando una Escopeta de Plasma mejorada con tecnología de la Confluencia Temporal. Al ver al Cazarrecompensas no hizo más que burlarse.

Sork 'Lekumee: ¡He robado el regalo de la libertad! ¡Los secretos del espacio y el tiempo! ¡Yo soy Sork! ¡Viviré por siempre!

Wolf cargó su Aceleración contra el Sangheili pero este se teletransportó para aparecer detrás de él. Tomó al Cazarrecompensas del cuello para sofocarlo de un golpe en el estómago para luego arrojarlo contra uno de los destruidos portales.

Aquella manera de luchar no era propia de un Sangheili. Wolf tardó en entenderlo. Sork era odiado por todas las facciones del Covenant Caído y a todas las quería someter ante él y no a la Facción de los Cazadores. Todo ese tiempo no hizo más que buscar poder sin importarle lo que tuviera que hacer... Definitivamente la clase de personas que Wolf odiaba.

Sork vacío su Escopeta de Plasma intentando asesinar a Wolf. El Cazarrecompensas se aproximó a él para enterrarle su Cuchillo de Combate pero el Sangheili sacó su Espada de Energía para contener el ataque. En un desesperado movimiento, Sork logró arrebatarle el Cañón de Energía a Wolf sólo para que este se desintegrara. A su vez, el Cazarrecompensas consiguió dañar lo suficiente la Escopeta de Plasma para dejarla inutilizada.

Ambos estaban desarmados aparentemente y entonces intercambiaron puñetazos. Desafortunadamente para Wolf tenía que controlar su fuerza para no quitarle la vida a su objetivo mientras que este golpeaba con tal fuerza que ya hubiera podido pulverizar sus órganos de no ser por su condición. Wolf le asestó un puñetazo a la cara del Kaidon y este se lo devolvió el doble de fuerte sacándolo del combate.

Durandal: ¡Wolf!

Antes de que Wolf se levantara, Sork se acercó y lo pateó hasta el borde de la plataforma. En el último instante, cuando Sork estaba por propinarle un puñetazo, Wolf sujetó su brazo y lo enganchó para estamparlo contra el suelo. Sork intentó soltarse realizando el movimiento que el Cazarrecompensas aprovechó para aplicar otra llave de presión, sujetando el cuello de su enemigo con sus piernas y aplicando la suficiente fuerza como para romper la articulación de su codo.

El Cazarrecompensas dejó de ejercer presión luego de que el Kaidon diera un rugido de dolor y furia. Sork se liberó y estampó a Wolf contra el suelo intentando estrellar su puño contra su cara. Wolf esquivaba los golpes con su Aceleración hasta que consiguió zafarse al patear a Sork.

Durandal: ¡¿Cuánto tiempo más seguirás jugando?!

Wolf: Si quiero hacer que se rinda, lo voy a hacer a su manera.

Sork dio un curioso rugido de lucha y cargó contra Wolf para intentar estamparlo contra la pared. El Cazarrecompensas lo sujetó por el cuello y ejerció presión como para hacer que su cabeza cayera al suelo, pudiendo quebrar un poco el cuello del Sangheili lo suficiente como para hacer que sucumbiera de dolor y cansancio. Sork no pudo seguir combatiendo y Wolf lo alejó de él. Sin embargo, el Kaidon volvió a levantarse mirando al Cazarrecompensas con furia.

Sork 'Lekumee: Te... Voy... A... Matar....

El Kaidon intentó reincorporarse pero sus extremidades estaban tan dolidas y quebradas que sólo pudo tropezar mientras sus heridas se abrían más. Se sentía enfermo y tenía nauseas. Se preguntaba cómo era posible que alguien como él se sentía así de mal. Cuando volteó a ver al Cazarrecompensas se percató de algo. Su boleto de salida. El Sangheili comenzó a reírse descontroladamente cuando un torpedo de plasma impacto a Wolf.

El Cazarrecompensas cayó abatido y Sork se arrastró hacia el Phantom que había ido por él. Sus piernas y brazos estaban hechos añicos. Sólo tenían que soportar ese dolor para sobrevivir. Cuandoe escuchó que Wolf se estaba levantando de los escombros, Sork se aferró a una de las partes del Transporte de Tropas y le indicó a su piloto que avanzara.

Durandal: ¡Se está escapando!

Wolf: No escapará.

Wolf activó su Cañón de Energía y concentró su poder en un único proyectil que alcanzó la sección de popa del Phantom. El vehículo se vino abajo y Sork tuvo que soltarse antes de que la explosión lo alcanzara. El Kaidon cayó cerca del portal de transferencia y se arrastró hacia él.

Sork 'Lekumee: Ese lugar... ¡Ese lugar! ¡Si llego a ese lugar!...

Cuando Sork elevó la vista, Wolf se encontraba frente a él.

Wolf: Dije que no ibas a escapar. Ríndete, Sork.

Sork se inundó de furia. Su dolor se había ido y solamente quedaba su cólera. El monstruo que estaba frente a él se había convertido en otro obstáculo más a eliminar. Con su brazo roto activó su Daga de Energía cuando de repente una serie de impactos llovió sobre su cuerpo. El Cazarrecompensas concentró la Aceleración en sus puños para dar incontables golpes consecutivamente. Un golpe más fue suficiente para sacar a Sork volando hasta impactar contra una columna.

Durandal: ...¡¿Pero quién rayos te enseñó a pelear así?!

Naves del Ejército de Luminalia aparecieron y sometieron a Sork. The Shadow Thief partió lejos de ahí en cuanto se confirmó la captura del Kaidon.

Grayfia Phoenix: La Facción de los Cazadors está acabada.

Ikaros Evergarden (Radio): Les habla la Reina de los Iluminados. Cazarrecompensas, ahora veo que realmente estaba equivocada contigo.

Wolf: ¿Qué?

Ikaros Evergarden (Radio): Grayfia ¡Tráeme a Sork!

El cuerpo inconsciente de Sork fue llevado por los Cuervos hacia el crucero de los Iluminados.

Grayfia Phoenix: Tch. Casi siento pena por Sork. Las conversaciones con Ikaros pueden ser... Muy duras. (Suspiro) Creo que me equivoqué contigo, Cazarrecompensas. Si no te importa hay un favor personal que te quiero pedir.

Wolf: Eh, ¿sí?

Grayfia Phoenix: Dale este mensaje a Edward. Y por favor, ¡no lo leas!

Wolf: ...Ok.

La Guerra que se Avecina

24 de Mayo del 2581

Prison of Elders, Órbita de Luminalia

Sork se encontraba sentado al fondo de su celda, intentando reacomodar su brazo para que pudiera sanar con el tiempo. Fuera de la celda se encontraba Thorn y varias Meigas discutiendo en su círculo. Entonces Kslo salió de la celda y se dirigió hacia el Príncipe.

Thorn Evergarden: ¿Y bien?

Kslo 'Ehtar: No deja de decir Kaidon de Kaidons una y otra vez. Y otros sinsentidos.

Sork 'Lekumee: Kaidon ak Kaidons. Jrekgar Greknir. Xksnelmorf. Xchnifjl. Ok'Riz.

Thorn Evergarden: ¿Qué está...?

Kslo silenció al Iluminado con un gesto para entender lo que decía Sork.

Kslo 'Ehtar: (Suspiro) No dice nada que tenga sentido. Habla de los que apagan la Luz, la Oscuridad... Y sobre un puente...

Ikaros Evergarden: Ya veo.

Kslo 'Ehtar: No dirá nada más por un tiempo.

Ikaros Evergarden: No lo necesita.

Thorn Evergarden: ¿Qué hacemos con él?

Ikaros Evergarden: Que muera en el olvido... Hermano, ya enviaste un Cuervo a nuestra nueva amiga en Ceres.

Thorn Evergarden: Respecto a eso, majestad.

La compuerta se abrió. Una pálida mujer se encontraba justo ahí sosteniendo un orbe de luz verdinegra.

Thorn Evergarden: Espero que no le moleste una audiencia aquí mismo.

Caroline Burton: Gracias por su gentil invitación.

Ikaros Evergarden: ...

Caroline Burton: Antes de empezar quiero aclarar algo. No estoy aquí para ti. Y no tengo ninguna intención de meterme en asuntos políticos. No tengo quejas sobre el Tratado. No tengo grandes esperanzas de terminar esta guerra. He sabido desde hace mucho tiempo que no la vería llegar. Estoy aquí por una batalla y sólo una, porque es una batalla que todos debemos pelear, juntos o separados. Haré lo que sea... Para acabar con Zirzechs.

El silencio inundó la cámara de celdas. Zirzechs. Ese nombre hizo que Sork susurrara intranquilo. La Reina se acercó a Caroline.

Ikaros Evergarden: ...Bien dicho. Acabemos con él.


C O N T I N U A R Á