FANDOM


Saga Beyond logo
Portada Legends 17-. La Espada de Abaddón


10 de Octubre del 2580

Boca del Infierno, Océano de las Tormentas, Arion, luna de Ceres

Houka Inumuta: Tenemos un mensaje. Es de la Capitana Sitri.

Serafall Sitri (Radio): Como saben, Arion cayó ante Abaddón. Empuñaba Devorador de Esperanza, una Espada tan oscura que absorbía la Luz que tocaba. Ahora Abaddón duerme, pero su Espada no. Creemos que la Espada está en una cámara protegida por los Sables de Abaddón. Si logran destruirla harán que jamás vuelva a ser empuñada.

Satsuki Kiryuin (Radio): Esa es su misión. Localicen esa Espada y destrúyanla.

Uzu Sanageyama: ¿Devorador de Esperanza? ¿Custodiada por unos simples Caballeros?

Ira Gamagori: Son más que eso.

Uzu Sanageyama: Eso parecen. Todos se ven exactamente iguales.

Nonon Jakuzure: Es como llamarte mono altanero.

Uzu Sanageyama: ¿Qué dijiste? Ya que estás ahí puedes decirme si llevo los cordones de mis zapatos atados.

Nonon Jakuzure: Ja. Ja. Ja. Chistosito. A lo que me refería es que llamarlos simples Caballeros es subestimarlos.

Uzu Sanageyama: ¿Qué son entonces?

Houka Inumuta: Labradores de Mundos, según lo que Satsuki escuchó de Kraven.

Uzu Sanageyama: Ajá ¿Y eso es?

Houka Inumuta: Sus Espadas no son de hueso ni de acero. Su filo tiene un oscuro propósito.

Uzu Sanageyama: ¿Más oscuro que la muerte?

Ira Gamagori: La muerte es pacífica comparada con las tinieblas. Esas Espadas han matado a más de los que puedo contar.

Nonon Jakuzure: ¿Estamos preparados nosotros?

Uzu Sanageyama: Yo sí.

Nonon Jakuzure: Sabes que esa no era mi pregunta. Tengo la sensación de que no nos bastará con nuestras armas.

Ira Gamagori: Entonces tomaremos sus Espadas de sus cenizas y los mataremos uno a uno.

Houka Inumuta: Mmm ¿Empuñarías un arma de la Oscuridad?

Ira Gamagori: ¿Por ella...? ¿Por ellos? Masacraré a cualquiera que se ponga en mi camino con la hoja más oscura.

Nonon Jakuzure: Rezaría para que no sea necesario.

Uzu Sanageyama: Je, je. ¿Herir a nuestros enemigos con sus propias herramientas de destrucción? (Suspiro) Ojalá tuviéramos esa suerte.

Nonon Jakuzure: Tienes un extraño concepto de la suerte... Entonces, ¿vamos a quedarnos aquí o qué?

Houka Inumuta: Hay un ritual realizándose cerca de aquí. Puede que nos guíe a la localización de la Espada.

El Equipo Bakuzan caminó alrededor del acantilado de la Boca del Infierno. Podían sentir como desde el interior del pozo los observaban las entidades oscuras del Enjambre mientras que en la superficie estaban en la mira de los Sangheili de la Facción del Exilio.

La Escuadra encontró un hueco entre las dunas blanquecinas de Arion a un Lacayo acurrucado a una urna. Uzu no lo pensó más y gastó una sola bala contra la criatura despertando el crujir de las brechas dimensionales en el espacio. Decenas de Lacayos y un Caballero Nigromante aparecieron de los desgarros con intención de exterminar a la Escuadra de la existencia. Sin embargo, Bakuzan tomó la ventaja de la presencia de Lacayos cargados con energía necrótica inestable pudiendo así detonarlos para limpiar la zona.

Houka Inumuta: Había bastantes Lacayos Malditos.

Ira Gamagori: ¿Qué significa eso?

Houka Inumuta: Que no muy lejos de aquí se debe estar realizando otro ritual.

Uzu Sanageyama: ¿Y qué hay de los Sables?

Ira Gamagori: Tal vez nos están esperando adentro.

Houka Inumuta: ...Es probable. No bajen la guardia.

Los cuatro siguieron el camino hacia la entrada de la fortaleza del Enjambre. Unos cuantos Acólitos y un par de Caballeros habían sido puestos ahí para vigilar la entrada. Mientras Ira lidiaba con los Caballeros, el resto reducía al resto de Nigromantes hasta no dejar más que las cenizas de sus huesos. Houka entonces registró un patrón energético peculiar, la Espada de Abaddón estaba cerca.


La Antesala, Océano de las Tormentas, Arion, luna de Ceres

Una vez dentro de la guarida, a la Escuadra le llamó la atención un Caballero de rodillas frente a una urna. Eliminarlo por sorpresa fue sencillo pero lo difícil fue enfrentar a lo que vino después. Más desgarros de brechas dimensionales permitieron que un par de Naves Ataúd dejaran Lacayos y Acólitos por igual.

Al estar adentro del territorio de la Oscuridad, la fuerza de los Nigromantes aumentaba. La noche se hacía más penetrante. La sed de huesos de los Lacayos aumentaba. Una actitud anormal en todos los Nigromantes como si algo los estuviera alentando a tener esa actitud.

Para cuando un Ogro apareció debajo de una de las Naves Ataúd fue que Bakuzan optó por tomar cobertura entre las columnas de estilo gótico. Se dividieron en parejas, Houka con Ira y Uzu con Nonon. Cada pareja vaciaba un cargador entero a la cara deforme del Ogro para que, al recargar, el otro par hiciera lo mismo. Gastaron una buena cantidad de balas antes de que estas atravesaran el vacío cráneo del Ogro y se fragmentara en polvo.

Nonon Jakuzure: Aquí tampoco había nada.

Houka Inumuta: No, pero ya averigüé donde está la Espada.

Los tres siguieron al líder a una cámara en lo profundo de la Antesala y encontraron una Espada levitando en el centro de la habitación.

Uzu Sanageyama: ¿Eso es todo? ¿Y los Sables?

Houka Inumuta: No todo tiene que ser tan complicado.

Houka acercó su mano al mango de la hoja oscura y esta desprendió un campo de veneno. Las puertas alrededor se abrieron dejando a varios Caballeros blandiendo más huesos afilados. Al ser demasiados, y entrando en la desesperación, Uzu tomó la Espada de Abaddón y la blandió contra el enemigo.

Los Caballeros cayeron en montones de polvo que se arremolinaban sobre una densa nube venenosa que dio lugar a una Bruja Nigromante quien chilló ante la presencia de intrusos e invocó a su progenie para detenerlos. Uzu sujetó con fuerza la Espada de Abaddón y la arrojó hacia la Bruja. El golpe había sido dado con tanta fuerza que la Bruja fue atravesada y estampada contra una de las puertas de la cámara.

De los restos de la Bruja se desprendió otra capa de veneno que fundió el hueso de la hoja pudriéndola sin dejar rastro de ella. Los Lacayos y Acólitos rugieron desesperados únicamente para desaparecer al ser absorbidos por brechas dimensionales.

Ira Gamagori: La Espada... Ha desaparecido.

Houka Inumuta: Dicen que era una de las armas más poderosas jamás usada por el Enjambre contra nosotros.

Uzu Sanageyama: ¿Y desapareció así cómo así?

Nonon Jakuzure: Cierto, ¿alguna explicación científica que nos pueda iluminar?

Houka Inumuta: Seguiré investigando... La verdad es que no creo que haya sido la verdadera Espada de Abaddón.

La puerta donde había sido estampada la Bruja tenía una serie de sellos que se habían roto con el impacto. El rechinido de su apertura captó la atención de los miembros de la Escuadra y apuntaron hacia la ennegrecida figura que salía de su interior.

Houka Inumuta: Identifícate.

La figura se detuvo. Todos pudieron contemplar que se trataba efectivamente de un ser humano y, que además, entendía su idioma.

Caroline Burton: ...Soy la superviviente. Soy... Caroline... Yo... He visto lo que el Enjambre llama "Dios".

Ira Gamagori: ¿El Enjambre? ¿Su dios?

Caroline Burton: Abaddón. El Hijo de Zirzechs. Fue él quien me lo arrebató todo...

La mujer cayó debilitada. Uzu se aproximó a ella y comprobó que aún estuviera con vida. La puso sobre su espalda y con su Escuadra avanzaron hacia la salida.

Nonon Jakuzure: ¿Superviviente? ¿No hablará de...?

Uzu Sanageyama: Sí, el Equipo Shattered. La incursión a la que fue Satsuki hace tiempo.

Ira Gamagori: ¿Otra superviviente? Ella no se lo va a creer.

Houka Inumuta: Nadie lo va a creer. Informen de esto rápido a la Capitana Sitri. Que sepa que Caroline regresó de la profunda oscuridad.


F I N