FANDOM


Universo-Headhunter logo
Cita inicio Se están preparando para invadir otros mundos... Será el fin de la civilización galáctica. Cita final

—descripción del Flood


Flood
Flood
Información Biológica
Planeta Originario Planeta-X
Promedio de Vida Indefinido
Descripción Física
Color Distintivo Diversos, dependiendo del huésped
Distinciones Grandes cambios físicos cuando muta, también puede borrar la memoria de su huésped
Como usar esta plantilla

El Flood es una especie parasitaria altamente inteligente, capaz de infectar cualquier elemento orgánico, matarlo y después tomar su control, obteniendo tanto sus habilidades como sus conocimientos.

Características

El Flood es una especie que tiene una apariencia inicial de un pequeño globo que se desplaza con la ayuda de tentáculos aunque también tienen la capacidad de elevarse momentáneamente en el aire así como infiltrarse en espacios pequeños gracias a su flexibilidad.

Son nativos del Planeta-X. No tienen métodos directos de defensa, pero su método de ataque es siempre efectivo y letal. El Flood puede introducirse en cualquier ser orgánico y tomar control del sistema nervioso de su huésped y deformarlo para hacerlo útil a sus necesidades o, en casos extraños, pueden almacenar el ADN para recrearla de una forma más poderosa. Cabe mencionar que las copias hechas por el Flood no son similares a sus versiones originales; normalmente tienen características y actitudes más toscas y agresivas. Al momento de tomar el control de su huésped toma sus memorias, conocimientos y habilidades; haciéndolo extremadamente efectivo a la hora de sobrevivir. Las únicas criaturas que aparentemente son incapaces de infectar son los Metroid, quienes fueron creados para ser sus principales depredadores.

La inteligencia recopilada por el Flood trasciende los límites físicos por lo que esta es compartida entre todos las formas de infección, lo que les permite tener conocimiento en tiempo real de lo que sucede en su hábitat. Sus primeros instintos se basan en consumir y sobrevivir para luego formar una mente que sea capaz de coordinar la infección con el conocimiento adquirido.

Historia

Descubrimiento

Durante la Guerra Oscura, una colonia Forerunner visitó Hades para realizar excavaciones de Cordita, el cual era uno de los minerales utilizados en la creación de los Halo. Mientras avanzaban en su operación terminaron encontrando muy en lo profundo del subsuelo los restos contenidos de un colosal ser en un estado similar a la momificación. Este ser de alguna forma volvió a la vida a través de las formas de infección que comenzaron a expandirse por el planeta.

La especie, conocida posteriormente como el Flood, se salió de control y atacaron la ciudad de Kenedge. Como respuesta, Tallon, un Trabajador de Vida, inició una evacuación planetaria mientras que él y un reducido grupo de Forerunner estudiaban formas de detener al parásito.

Tallon utilizó un ADN desconocido proveniente de los bancos de vida del Santuario y así crearon a los Metroid. La nueva forma de vida, aunque similar al Flood, resultó ser eficiente contra el parásito. Los Metroid lograron crear un balance en Hades pero su gran voracidad terminó yéndose en contra de sus propios creadores, obligándolos finalmente a abandonar el planeta.

Resurgimiento

Abominación 2

La Abominación recreada en el UNSC Kusanagi

Si bien los Metroid llevaron al Flood casi a su extinción, la mente colectiva que controlaba a todas las formas de infección comandó que se reunieron alrededor del cuerpo decaído de su ser original. La infección se unió con el cadáver de aquella colosal criatura y esta comenzó a desarrollarse por todo el planeta, desarrollando raíces que eventualmente saldrían a la superficie tomando un rol similar al de las plantas carnívoras.

Pasaron muchos años cuando la humanidad encontró el mundo de origen del Flood y lo denominó como X. Al principio no tuvieron un contacto directo con la infección debido al gran número de Metroid que había. No fue hasta después que el equipo de investigación del UNSC Kusanagi encontró restos de la planta y la llevaron al laboratorio de la nave para experimentar con ella.

Con el espécimen lograron forzar su crecimiento, sin embargo, la amenaza de los Metroid impidió que pudieran ver finalizado su trabajo. En esos mismos eventos, la mente colectiva del Flood se percató de la repentina disminución de su depredador. Prontamente el parásito se dio cuenta de la infiltración de un elemento que se encontraba cazando a los últimos Metroid del planeta. Creyendo que finalmente lograrían eliminar a su depredador, las raíces de la infección permitían mover una falla con el fin de provocar que el nivel de la lava subterránea descendiera y así le abriera paso al Cazarrecompensas hasta eliminar a la Metroid Reina.

Una vez que el planeta quedó libre de Metroid, el Flood resurgió una vez más e infectó a todas las criaturas nativas de planeta.

Contaminación de Naraka

Cita inicio Ya es suficiente, tu insignificante vida acaba aquí. Cita final

—El Flood, La Maldición de Naraka

Ridley Flood

Ridley mutado y convertido en un Gravemind por el Flood

Luego de un par de años, la Oficina de Inteligencia Naval envió un equipo de investigación al Planeta-X para hacer trabajo de campo y analizar la evolución de la flora y fauna tras la extinción de los Metroid. El equipo recogió especímenes de distintas especies y las mandó a la Estación Naraka. Durante la exploración, se encontraron con una criatura infectada por el Flood, por lo que Wolf procedió a eliminarlo, quedando infectado en el proceso. Poco después, Wolf es llevado a la UNSC Voyager para su recuperación. Debido a que el Flood había invadido el sistema nervioso del Cazarrecompensas se tuvo que retirar partes de la armadura quirúrgicamente para luego ser enviados a Naraka.

El parásito tomó control de los restos de la armadura de Wolf y la reconstruyó. La entidad formada, posteriormente conocida como Doppelgänger, detonó una Bomba de Energía y liberó al parásito dentro de la estación espacial. Wolf fue contratado para averiguar lo sucedido para después concentrarse en evitar la completa propagación del Flood.

Por su parte, la conciencia colectiva fue adquiriendo más conocimientos gracias a los científicos infectados. Luego se darían cuenta de la amenaza que representaba el Cazarrecompensas para su existencia por lo que idearon formas de frenar su avance llegando a bloquear conexiones, mutar especímenes peligrosos e incluso trataron de destruir completamente Naraka, aunque eso significara eliminarse a ellos, garantizando la supervivencia del Flood en el Planeta-X.

Todos sus intentos fallaron pero con el tiempo el Flood se hacía más poderoso al punto de que ya era imposible contenerlo. La Oficina de Inteligencia Naval tuvo interés tanto en el parásito como en el Doppelgänger así que dejaron de enviar suministros al Cazarrecompensas. Sabiendo el peligro que representaba el Flood, Wolf intentó detenerlos planeando autodestruir la estación. Nathan, la IA que guíaba al Cazarrecompensas, despreció la idea de la autodestrucción y optó por cambiar la trayectoria de la estación para estrellarla contra el Planeta-X.

Wolf avanza hacia la Sala de Control y el Flood hace sus más desesperados intentos por detenerlo que incluso la misma conciencia de la infección se hizo un cuerpo con los restos de Ridley para detenerlo. El Cazarrecompensas destruye al Gravemind causando un corte momentáneo en la conciencia de las formas de infección. Finalmente la estación colisiona con el planeta acabando con el Flood en la galaxia.

Apariciones