FANDOM


Saga Origenes logo

Portada DCN

La Fénix

4 de Septiembre del 2574

Academia del Oeste, Luminalia

Edward había acabado de llegar por lo que no era extraño que estuviera perdido en tan grande institución. Su suerte, ya fuera buena o mala, lo condujo al Simulador. Cuando vio a una de las dos personas que estaban luchando simplemente no lo podía creer. No pudo contenerse y fue corriendo a abrazar a una de ellas.

Edward Blake: ¿Hermana? ¡¿Estás viva?!

Grayfia Phoenix: ...¿Quién eres?

Edward Blake: ¡Por fin te encontré! ¡No te vuelvas a ir!

Grayfia Phoenix: ¡¿…?!

Audrey Milesent: ¡Te tengo! ¡Será hoy en que la Fénix tendrá una humillante derrota!

La otra mujer tomó oportunidad de la confusión. De un par de movimiento logró derrotar a Grayfia, ganando el encuentro. La derrota de una Pandora como Grayfia había dado vueltas por cada oído de cada miembro de la institución. Edward fue escoltado por instructores a las oficinas de la academia.

Edward Blake: Soy Edward Blake, fui admitido ayer en la academia para el entrenamiento físico.

Elizabeth Cassl: Ah, tú eres el hermano menor de Lisa Blake ¿Verdad? Seguro que ya lo sabes pero… Esta academia forma a personas para combatir los NOVA. Las chicas que están aquí aprenden a luchar contra los NOVA, y se les llama “Pandoras”. Y tú, como uno de los "Limitadores", te dedicarás a restringir los poderes del enemigo... En la academia, la facultad para elegir a quien acompañaras como Limitador a Pandora es de libre elección. Esfuérzate mucho, Blake.

Edward Blake: ¡S-Sí!

Elizabeth Cassl: Y ahora ella te enseñará las instalaciones.

Isis Daoroth: Me llamo Isis Daoroth. Es un gusto.

Aquella joven mujer, no mucho mayor que él, lo escoltó por los pasillos de uno de los edificios principales.

Isis Daoroth: Seguro que sabes que comienzas hasta mañana. Con lo que ha pasado… Una gran admiración y conmoción has causado, Blake… Es por esa chica que han derrotado por haberla distraído. Es Grayfia Phoenix. Y hasta la fecha nadie la había vencido nunca… En el Simulador de Batalla las peleas son como las reales… Todo vale para ganar y una derrota es de verdad…

Edward Blake: Disculpa… ¿Dónde puedo encontrar a Phoenix? Me gustaría disculparme por las molestias que le he causado…

Isis Daoroth: ¡Ni hablar! ¿En qué estás pensado? Ella nunca olvidará lo que le causaste. La apodan la "Fénix" por su actitud explosiva. Además, es una de las más fuertes y no se relaciona con los demás. Era una cadete problemática del Este… Se dice que lastimó seriamente a Limitadores y Pandoras por estar cerca de ella… No te atrevas a acercarte a ella… Te doy un buen consejo: Vuelve de donde te trasladaron.

Edward Blake: Pero si acabo de llegar…

Isis Daoroth: La salud es lo primero…

Un temblor sacudió el edificio. Grayfia había formado una grieta por la cual pasar y encarar a quien la derrotó. Todos, al ver que se trataba de ella, inmediatamente evacuaron, dejando sola a Audrey.

Audrey Milesent: ¿Enfadada por haber perdido?

Grayfia Phoenix: …

Audrey Milesent: ¡Desde que te vencí me convertí en la más fuerte! Si piensas en superarme deberías encontrar primero a un Limitador… Ah, sí. ¿Quién te tendría a su lado a alguien tan infame como tú?

Edward Blake: ¿No tiene a un Limitador?

Isis Daoroth: No. Es muy poco sensible como para tener uno… No trata a los chicos como a personas. Así que no puede ser posible… No serían más que títeres para ella.

Audrey Milesent: ¿Por qué no te vas? Da igual si me derrotas ahora, el ranking no cambiará… ¡Miremos quien es la más fuerte de las dos! No te preocupes, volveré a ganar. No voy a dejarme derrotar.

La mujer extendió las manos para sacar unas Espadas Dobles, similares a la gran espada que blandía Grayfia, pero más pequeñas.

Edward Blake: ¿Eso qué es?

Isis Daoroth: Armas Voltaicas. Son armas usadas por las Pandoras.

Cuando las armas chocaron liberaron chispas de energía. Grayfia, a pesar de sus heridas, era perfectamente capaz de bloquear y contraatacar. Sin mucho esfuerzo, rozó su espada contra la mejilla de Audrey.

Isis Daoroth: Siempre lo mismo.

Audrey Milesent: Grayfia… Phoenix. Si es así como va esto… ¡Romperé las reglas!

Isis Daoroth: No puede hacer ¿Lo va a hacer?

Un resplandor de Luz envolvió el cuerpo de Audrey. Al disiparse, reveló una armadura que liberaba cierta clase de energía.

Isis Daoroth: ¡Acaba con esto, Milesent! La SOV sólo se puede usar en combates reales ¡No puedes usarlo sin permiso!

Audrey Milesent: Lo de ahora para mi… ¡Es una batalla real!

Ella atacó bruscamente a Grayfia. La mujer retrocedió hasta donde estaban Edward e Isis. Edward se acercó a ella.

Edward Blake: ¿Estás bien?

La voz de Edward hizo que Grayfia se sorprendiera y más por la pregunta que le hizo. Confundida, se levantó para avanzar torpemente olvidando su arma.

Edward Blake: ¿Y tú arma?... ¿Pero qué estás…? ¡Detrás de ti!

Audrey le arrojó sus armas, que se encontraban sujetadas por ella mediante unos cables luminosos, para sujetar a su enemiga, inmovilizándola.

Audrey Milesent: ¡Prepárate!

Isis Daoroth: ¡Basta ya! Deja esto de una vez, Milesent.

Audrey Milesent: ¡Terminaré cuando destruya a esta escoria y sólo queden trozos de su cuerpo!

Con las cadenas apretó el cuerpo de Grayfia con tal fuerza que era posible escuchar el crujir de sus articulaciones.

Audrey Milesent: ¿Qué tal? ¿Te rindes de una vez? ¡Soy más fuerte que tú! ¡Ya no me podrás ganar!

Grayfia perdía el aliento y se estaba desmayando.

Audrey Milesent: Ja, ja, ja ¡Victoria! ¡Te gané, Phoenix!

Edward Blake: ¡Basta!

Audrey Milesent: ¿Y tú?

Edward Blake: Has ganado ¡No la maltrates más!

Audrey Milesent: ¿Quién eres tú para decirme cuando tengo que terminar?

Edward se interpuso entre las dos. Audrey respondió con un golpe tan fuerte que hizo que Edward saliera estampado contra la pared. Grayfia, enfadada, activó igualmente la SOV para liberarse de las cadenas. Cuando estaba por contraatacar fue detenida por un par de instructoras.

Kim Everis: No podemos dejar pasar por alto esta acción ni un momento más.

Elize Schmitz: Desactiva tu SOV ahora mismo.

Grayfia obedeció. La armadura que portaba desapareció de la misma forma que había surgido.

Isis Daoroth: ¿Estás bien, Edward?

Edward Blake: Sí. Por cierto ¿Y esas dos?

Isis Daoroth: Son instructoras que salieron del ejército. La profesora de Física e Instructora de Información, Kim Everis. Y la Oficial Médico, Elize Schmitz. Todo es muy tranquilo, con profesores de tal categoría.


5 de Septiembre del 2574

Era una mañana tranquila. Todos se encontraban en la cafetería para desayunar. Cuando las puertas dejaron pasar a Grayfia, todos retrocedieron para que pudiera hacer su pedido. Edward, que se encontraba ahí, intentó disculparse. Apenas tocó su hombro para provocar que, para sorpresa de todos, Grayfia saliera lo más rápido posible de ahí. Edward la siguió hasta alcanzarla en los pasillos.

Edward Blake: ¡Te encontré! ¿Por qué huyes? Sólo quería disculparme. Fue culpa mía que perdieras contra Audrey en el simulador. En el instante que utilizaste la SOV, lo hiciste para salvarme, ¿no?

Grayfia Phoenix: Sí… Porque también tú lo trataste de hacer y esa es la razón por la que trate de ayudarte.

Edward Blake: Entiendo, gracias… ¡Me alegro! No eres tan mala como la gente dice que eres. Oye... ¿Me dejarías ser tu Limitador?

Represalias

Academia del Oeste

La Pandora no supo que contestar así. No entendía nada. Simplemente ignoró a Edward para seguir su camino. Afuera del edificio se topó con una de las instructoras que la había detenido ayer.

Kim Everis: Oye tú. Conoces a Edward Blake ¿No? Ya has tenido conflictos similares como el de Milesent. Sé qué no quieres que nadie se te acerque pero hay algo que quiero pedirte: No permitas que Edward se involucre nunca más. Desde que él llego se ha relacionado contigo… Si le pasa algo alguna otra vez a ese chico, y si es alguno de tus conflictos… Te las verás conmigo...

Grayfia Phoenix: ...

Como si no le pudiera importar menos la amenaza de la instructora, Grayfia siguió caminando hacia los dormitorios, encontrándose con una persona más.

Ingrid Hadwise: ¿Tú eres Grayfia Phoenix?

Grayfia Phoenix: ¿Quién eres tú?

Ingrid Hadwise: ¿Quién soy yo? Que maleducada… Bueno, supongo que es principalmente mi culpa por no presentarme. Soy Ingrid Hadwise. Soy de tercer nivel.

La mujer tendió la mano a Grayfia. Ella no hizo nada más que ver su mano para luego mirarla a los ojos.

Grayfia Phoenix: ...¿Has venido a vengarte por la perdedora? No hay razón para darnos la mano. Si hay algo más que quieres decirme entonces dilo.

Ingrid Hadwise: ...No hay prisa para pelearnos, si es eso lo que quieres entonces tendrás una pelea. Te dejo 24 horas antes de empezar… He oído que aún no tienes un Limitador pero nuestra pelea empezará con unas reglas puestas. Yo tendré a mi Limitador para una batalla real, como siempre se hace esto. Una niña tan idiota como tú, no podrá conmigo. Ah, y son reglas oficiales. Yo considero escoria a todo aquel que no cumple las normas y eso lo tienes que pagar. No tendré ni una gota de misericordia ni piedad alguna, Phoenix... Oh cierto, mi Limitador es mucho más fuerte que el de la Pandora que derrotaste. Y mi fuerza de combate es mucho mayor que la de ella.


6 de Septiembre del 2574

La noticia de la próxima pelea de Pandoras se divulgó rápidamente entre todos los cadetes.

Edward Blake: ¿Lo dices en serio?

Flora Herleva: ¡Claro! ¿Por qué iba a mentir sobre esto? Y como tú eres el único chico que todavía no tiene a una Pandora, podría venir por ti. Por eso estoy preocupada, intenta no llamar la atención e intenta esconderte hasta mañana por si… ¡Oye! ¿A dónde vas? ¡Espera!

Edward fue al dormitorio de las Pandoras para buscar a Grayfia. Rápidamente ubicó su habitación al preguntar por ella. A pesar de que estaba cerrada pudo acceder sin problemas. Era un cuarto bastante normal. En la cama se encontraba el diario lo que hizo que despertara su curiosidad.

Edward Blake: ¡No, ni lo pienses! Un diario es algo muy personal. Especialmente si de mujeres se trata… Pero quizás un poco… Una hojeada no pasará nada.

Grayfia entró y, al ver que Edward estaba cerca del diario, lo empujó para guardarlo.

Edward Blake: Yo… Lo siento. No sé qué decir. Bueno, al principio quería verlo, pero luego… Grayfia.

Grayfia Phoenix:

Edward Blake: Voy a esperar afuera…

Grayfia Phoenix: Es… ¡Espera! ¿Por qué vienes aquí?

Edward Blake: Quería escuchar la respuesta a la pregunta del otro día…

Grayfia Phoenix: …No necesito a un Limitador. Siempre, antes he podido superarlo yo sola. No necesito la ayuda de nadie.

Edward Blake: ¡Pero para mañana necesitas un Limitador! ¡¿Cómo quieres sobrevivir a un combate contra una de tercer nivel?! Es mi culpa en primer lugar que tengas problemas con los demás ¡Déjame luchar a tu lado!

Grayfia Phoenix: Si me preparo de manera eficiente, no necesitaré un Limitador. Yo sola puedo ganar así que no necesito tu ayuda. Y además ¿Crees tú que nosotros tenemos una amistad? Pero si nunca te he notado ni te he prestado atención.


Más tarde, esa noche…

Ingrid se encontraba en uno de los balcones del dormitorio.

Ingrid Hadwise: El lugar donde las Pandoras nos situamos es esto, la base de un ejército y dentro de un ejército es fundamental tener un respeto de honor sobre la jerarquía de los compañeros ¿Cuáles son tus pensamientos, Phoenix?

Grayfia Phoenix: Si se quiere combatir sin la interferencia de Limitadores, entonces hay que atacar al oponente cuando el Limitador está ausente. Esto es lo que opino sobre las normas.

Ingrid Hadwise: ¿De verdad?

El edificio se sacudió provocando que todas las que se encontraran dentro despertaran. Al salir afuera vieron como Ingrid sujetaba a Grayfia por el cuello.

Ingrid Hadwise: Yo lucho con mi Limitador porque las normas así lo dicen, pero… Eso no significa que sea débil sin uno.

Limitador

Academia del Oeste

Ingrid Hadwise: ¿Qué tal si te destrozo la cabeza, novata?

Grayfia se liberó al patear a la cara de su agresora.

Ingrid Hadwise: …Para pasar el tiempo… Muéstrame todo ese poder del que tanto he escuchado hablar.

Ambas desenvainaron sus Armas Voltaicas. La pelea provocó ligeros temblores que terminaron por llamar la atención de cada vez más personas.

Ingrid Hadwise: He oído que no puedes utilizar la SOV ¿Por qué no lo usas? ¿Te lo confiscaron?... Me aburro y ahora…

De un golpe hizo que Grayfia saliera expulsada hacia los tejados.

Ingrid Hadwise: ¿Qué ocurre, Phoenix? Te rindes ya ¿Verdad? Ven aquí ¡Yo decido cuando tiene que terminar esta lucha!

Grayfia sabía que su contrincante era más rápida y fuerte que ella. Optó por usar sus otras habilidades contra ella. Concentró la energía alrededor de su cuerpo para moverse con rapidez y atacar por sorpresa pero al final fue interceptada.

Grayfia Phoenix: ¡¿Qué?!

Ingrid Hadwise: Esa Aceleración fue impresionante pero inútil. La velocidad por sí sola no es suficiente. Lo que necesitas es confundir a tus enemigos con otros sonidos y así impedir que te detecten y como mínimo tienes que atacar desde dos frentes. Sólo lo has usado una vez ¿Verdad? Si vas contra un NOVA, la velocidad es más importante que golpear al objetivo, y es vital saber hacer ataques móviles... Pero en contra de una Pandora es una historia diferente y su velocidad sirve para medir fuerzas y competir con movilidad. Es lo más básico en torneos. Cualquiera de tercer nivel lo podría utilizar. Y eso significa que las Pandoras tenemos una alta gama de habilidades y aptitudes ¡Una simple Aceleración es inútil!

Ingrid realizó la misma técnica. Su velocidad superaba con creces a la de Grayfia. Parecía que había decenas de Ingrid por todas partes. Grayfia no supo a cuál atacar y no se percató de la original hasta que fue tacleada.

Ingrid Hadwise: ¿Qué haces? Pero si ni siquiera tengo a mi Limitador ¿No te desmayaras, verdad? Escucha, te rebelaste a una superior y no te mereces ningún Estigma. Incluso si la Academia te perdona, nosotras no lo haremos. Es la ley de la vieja escuela, de las de tercer nivel. Y ahora voy a arrancarte tu Estigma. Arrepiéntete por lo que has hecho.

Ingrid reveló la espalda de Grayfia. En ella habían unos seis estigmas, que eran implantes usados en los aumentos, hechos en las Pandoras. Cuando Ingrid le quitó una hizo que Grayfia gritara de dolor.

Ingrid Hadwise: Otras cinco más y acabaremos.

Leon Blythe: ¡Ingrid!

Ingrid Hadwise: ¿Leon?

El Limitador de Ingrid llegó. Fue la oportunidad que tuvo Grayfia para liberarse.

Ingrid Hadwise: No puedes ir a ningún lado. Mi Limitador ya está aquí. Tenías tiempo de sobra para buscar un Limitador para enfrentarnos. Todo lo que te pasará no será por mi culpa. En este momento nos conectaremos y te sacaré tus Estigmas por la fuerza ¡Romper las normas y atreverse a desafiar a un superior! ¡Este castigo servirá como un ejemplo para el resto de ustedes! Te daré una última oportunidad, estamos cerca de los dormitorios de los Limitadores, a ver si puedes encontrar a alguien para que sea tú Limitador... ¡Alguien quiere salvar a Phoenix!... Vaya día tienes hoy…

Edward Blake: ¡Espera! ¡Yo la ayudaré! ¡Seré el Limitador de Grayfia!

Obsesión

Academia del Oeste

Ingrid Hadwise: Quiero aclarar una cosa: Convertirte en el Limitador de Grayfia significa que estarás de parte de los que rompen las reglas ¿Estás listo para esto? ¡¿Estás listo para ser triturado hasta convertirte en polvo a su lado?!

Edward Blake: Yo realmente no intento romper las reglas o ir en contra de un superior. Pero… Sólo no puedo dejar las cosas como están. No sé por qué… Pero no puedo ver a Grayfia ser golpeada ¡Y después quedarme parado y pretender que no he visto nada!

Grayfia se encontraba sorprendida ante las acciones de Edward. Era la segunda vez que intentaba ayudarla pero no podía entender porque el iría tan lejos por ella. En ese momento, Flora llegó y derribó a Edward con el fin de sacarlo de la pelea.

Flora Herleva: ¡Tienes que estar bromeando, idiota! ¡Lo lamento, superior! ¡Él se acaba de transferir y no sabe nada! ¡Así que por favor continúe!

Edward Blake: ¡Suéltame, Flora! Yo… No voy a reconsiderarlo. Esto es lo que quiero hacer ¡Me convertiré en el Limitador de Grayfia!

Ingrid Hadwise: Está bien. Quiero detenerte. Pero si es genuino, no se puede hacer nada.

Edward Blake: Grayfia, aquí está tu Estigma. Sé que no te agrado pero quiero ayudarte. Por favor deja que sea tu Limitador.

Grayfia Phoenix: No quiero…

Edward Blake: ¿Por qué? ¿Por qué no quieres? ¡Sabes que no puedes ganar de esta forma! ¡¿Es que me odias tanto así?!

Grayfia Phoenix: ¡Simplemente odio la forma en que la conexión se siente! ¡Tener a cualquiera tocando mi cuerpo…! Algo como eso ¡Lo odio!

Edward Blake: La… La conexión ¡¿Es una sensación de esa clase?!

Ingrid Hadwise: ¡No! ¡Estás totalmente equivocado! ¡Bu… Bueno, si compartimos todos nuestros sentidos…! ¡Así que no es como si pudiera decir eso…!

Edward Blake: Es eso…

Ingrid Hadwise: ¡Pero no tiene nada de malo! ¡Esto es algo sagrado que viene de la absoluta confianza del uno al otro!

Edward Blake: Sagrado o no, eso aún es algo…

Ingrid Hadwise: ¡No puedo soportar más esto! En realidad estás renunciando a esta oportunidad… Bueno, ¡Es tu funeral! ¡Este es el fin! ¡Leon!

Su Limitador alzó su brazo. Una extraña energía fue disparada frente a él, abarcando cierto radio. Grayfia no pudo moverse en cuanto aquella energía la alcanzó. Ingrid fue hacia ella para conectar una serie de golpes.

Ingrid Hadwise: ¡Tonta! ¡No puedes esquivar un Campo de Estasis en tu forma normal! ¡Terminaré contigo!

Antes de volver a atacar fue golpeada por otro campo. Edward había disparado un campo de estasis, con el que canceló el de Leon.

Flora Herleva: ¡Hizo un campo de estasis sin realizar la conexión!

Ingrid Hadwise: ¡No lo puedo creer! Un novato rompió un campo de estasis. Leon, deberíamos haber estado detrás de este tipo desde un principio.

La Pandora cargó contra Edward. Grayfia se interpuso entre ellos para interceptar el golpe. Acto seguido, intercambiaron puñetazos.

Edward Blake: ¿Por qué están en esta pelea sin sentido? ¿Cuál es su problema?

Flora Herleva: Escuché que fue en una excursión en la que estaba Ingrid hace un año. Fueron a un campo de entrenamiento para usar el campo de batalla como ventaja contra los NOVA. Consistía en destruir a unos muñecos similares a ellos. Pero… Uno de verdad apareció. El NOVA estaba matando a los cadetes tomándolos por sorpresa, había acabado con un escuadrón entero y se dirigía hacia áreas civiles. La que dirigía al resto intentó combatir al NOVA pero sus Estigmas le desarrollaron efectos secundarios, su cuerpo no resistiría mucho. Debido a que su Limitador fue asesinado, ella forzó sus habilidades para retener al NOVA… Aún se desconoce si fue la máquina o sus Estigmas quienes la mataron. Ella era amiga de Ingrid, los refuerzos llegaron después a destruir al NOVA. Le afectó mucho que los demás la dejaran mientras huían y esperaban refuerzos.

Edward Blake: No lo sabía…

Flora Herleva: Además la revolución entre las Pandoras novatas contra las superiores ha sido un problema para Ingrid en el pasado. Desde que ella es una Pandora, la voluntad de proteger significa todo para ella.

Leon había cancelado el campo de Edward, quien respondió de la misma manera, frenando tanto al Limitador como a Ingrid.

Ingrid Hadwise: ¡Leon! ¡Neutraliza su congelación y libérame! ¡Rápido!

Su Limitador no reaccionó a tiempo al recibir un rodillazo en la cara de parte de Grayfia. Ingrid se enfureció y activó su SOV con el que pudo librarse del campo de estasis.

Edward Blake: ¡¿Puede moverse?!

Flora Herleva: Debió activar el modo de emergencia. Si mal no recuerdo, debería ser capaz de moverse por unos minutos, incluso en el Campo de Estasis, pero…

Ingrid Hadwise: Bastardos que abandonan a compañeros y pisotean más las reglas ¡Yo no voy a perder! ¡Phoenix!

Edward volvió a disparar su campo de estasis logrando contener a la Pandora.

Flora Herleva: Oh no, a este ritmo… Necesito ir a informar a los instructores.

Edward Blake: Por favor déjalo ya. Si sigo utilizando el Campo de Estasis, no tendrá ninguna oportunidad de ganar. No entiendo por qué está así por las reglas. Cierto que es un error ir en contra de un superior, pero seguramente fue Grayfia la que se quiso defender de algo que le hacían ¡Sólo tienen que hablar, la violencia no resuelve nada! Por culpa de esta estúpida obsesión ¡Por favor dejen de luchar la una con la otra!

Ingrid Hadwise: ¡¿Estúpida obsesión?!

La Pandora comenzó a moverse presionando a sí misma.

Ingrid Hadwise: No… ¿Estúpida dices? ¿Dejar esta obsesión? Yo no permitiré a otra persona morir como lo hizo ella. Lo importante de cuando unas Pandoras mueren ¡Tú eres el estúpido!

Para evitar que la Pandora siguiera esforzándose más, Edward desactivó su campo. Ingrid, debilitada cayó al suelo.

Edward Blake: Se llama obsesión. Incluso en una situación imprevisible, siempre es el Comandante el que tiene el deber de tomar las decisiones. Ella podía retirarse, pero optó por tomar la decisión de luchar. Su principal prioridad era la de proteger civiles y aceptó su muerte como una Pandora. Ingrid ¿Crees que lamentó su decisión?

Ingrid Hadwise: ...No... No hay modo de que yo esté despreciando a Yasmín…


7 de Septiembre del 2574

Ingrid abrió los ojos. Se encontraba en una de las camillas del ala médica de la academia. Cuando recuperó por completo la conciencia notó que había más personas con ella.

Virginia West: Por fin has despertado, Ingrid.

Ingrid Hadwise: Virginia… Chiro. Ustedes… Ah

Virginia West: No haga un esfuerzo excesivo… El desbordamiento de Novalización casi pasó el límite. Afortunadamente se detuvo pero si hubiera continuado, incluso un minuto más, habría perdido su vida. Fue bueno que Blake fuera capaz de detenerte. Así que al menos deberíamos darle las gracias por esto.

Ingrid Hadwise: Ya veo.

Chiro Tyrol: Perdónenos por decirlo así, pero debido al desbordamiento las lesiones a la cara puede tomar hasta 23 días para recuperarse.

Ingrid Hadwise: Virginia. Chiro. Ustedes… Hace un año lucharon junto a Yasmín ¿Verdad? Hay algo que quiero preguntar sobre esto. Cuando abandonaron el campo de batalla y huyeron con los demás ¿Se arrepintieron?

Virginia West: ...Nos arrepentimos pero lo hemos olvidado. “Los que no puedan luchar retírense” Fue la última orden de Yasmín justo antes de que tú llegaras. No era posible derrotar al NOVA utilizando a los de primer nivel con Estigmas inmaduros. Unos pocos intentaron luchar pero finalmente llegaron a su límite. Yasmín también trató de proteger la formación pero al final la retirada de los de primer año fue pasado por alto.

Ingrid Hadwise: ¿Pasado por alto? ¿Por qué? En esa situación, incluso con muchas Pandoras…

Virginia West: No lo sé. En virtud de la tensa situación hasta que murió el Limitador de Yasmín… Ella podría haber estado confundida “Sólo quiero salvar hasta el último compañero que pueda”, creo que fue su manera de pensar.

Ingrid Hadwise: Incluso sola… Como muchos compañeros…

Estigma

8 de Septiembre del 2574

Academia del Oeste

Las instructoras estaban en su día de descanso. Aquellas viejas amigas habían participado en el Octavo Choque NOVA así que eran figura de respeto entre todo el personal. No tenían muchos pasatiempos y generalmente pasaban el tiempo libre juntas. Hacían eso ya que no sabían cuando iba a llegar el día en que algo finalmente las separara.

Elize Schmitz: Interesante. Muy interesante.

Kim Everis: ¿Qué miras?

Elize Schmitz: Kim, mira esto.

Le señaló la pantalla del computador.

Kim Everis: …¡El análisis de datos de Edward Blake!

Elize Schmitz: Como lo esperaba del hermano menor de Lisa. Si todo esto es verdad, eso explicaría porque es capaz de usar el Campo de Estasis sin establecer una conexión con una Pandora. Un fragmento de Estigma implantado en el cuerpo de las Pandoras, y durante un determinado periodo de tiempo esos tejidos comienzan a madurar. Eso, a su vez, produce un Arma Voltaica. Cuando el Estigma ha madurado por un año o más es implantado en el Limitador. Los sentidos de los órganos del Limitador se someten a un profundo cambio, despertando la habilidad de usar el Campo de Estasis. Sin embargo, los Limitadores son incapaces de usar la habilidad de congelación por ellos mismos. Verás, esto es porque los Limitadores no son capaces de utilizar independientemente el poder del Estigma que hay en su cuerpo. La conexión en combate, por ejemplo, se necesita la unificación de los cinco sentidos al igual que los Estigmas. El campo de estasis es capaz de inmovilizar en un 90% a una persona que entre en contacto con él, pero en el caso de una activación inicial, la movilidad de un objeto puede ser restringida desde cualquier lugar entre el 30% a un máximo del 60%. Claro, estos valores varían con respecto a la persona que esté usando la congelación.

Kim Everis: La mecánica del campo de estasis es de conocimiento común por aquí. Dicho esto, ¿cómo es que puede usar el congelamiento sin haber realizado la conexión?

Elize Schmitz: La hermana de Edward… ¿Tú eras consciente de las habilidades de Lisa Blake, verdad? Usualmente, el cuerpo promedio de una Pandora solo es capaz de tener de dos a cuatro Estigmas para concentrar los aumentos… Si una Pandora tiene seis, serán consideradas como la Elite de las Pandoras. Lisa tenía la asombrosa capacidad de albergar veinte Estigmas. Era considerada la mejor de las mejores.

Kim Everis: ¿Y eso que tiene que ver con Edward?

Elize Schmitz: Lo que quiero decir es que si Lisa era una Elite. Entonces, Edward es un Limitador al mismo tiempo que una Pandora por su elevada tasa de sincronización. Lisa lo tenía y ahora Edward también lo tiene, él tiene algunos Estigmas de su hermana.

Kim Everis: Pero Edward es un hombre ¿Ser capaz de criar Estigmas no es exclusivo de las Pandoras?

Elize Schmitz: Estás en lo correcto. Sin embargo, mira esto… No estoy autorizada para acceder a esta información, pero… También estoy interesada en Edward y por eso le eché un vistazo a sus registros médicos. Los tejidos de Estigma de su hermana cubren el 30% de su cuerpo aproximadamente. Estrictamente hablando su cuerpo es más perfecto que el de Lisa. Incluso mientras hablamos, hay más Estigmas creándose en su cuerpo. Un verdadero cuerpo Estigma.

Kim Everis: ¿Eso es posible?

Elize Schmitz: Milagro o mutación. Bueno, en cualquiera de los casos hemos descifrado porque él es capaz de usar el campo de estasis sin recibir los Estigmas de una Pandora. Comparando esto a los tejidos obtenidos de un fragmento de Estigma de Pandora… No es de extrañarse porque sus habilidades son como son.

Kim Everis: Su capacidad de Limitador y Pandora… Eventualmente, la madurez se hará proporcional al tamaño de los tejidos de Estigmas.

Elize Schmitz: Ya que parece que todavía no está acostumbrado a las capacidades dadas por su cuerpo. Esa es probablemente la razón de por qué se le dificulta controlar sus habilidades. Con el tiempo quizás sea capaz de generar una Arma Voltaica. Aun así, es lo que se esperaba del hermano menor de Lisa… Entonces ¿Tienes algo más que agregar?

Kim Everis: …Podría ser que la Reina y sus cercanos supieran de esto al enviarlo a este lugar.

Elize Schmitz: Ellos probablemente sabían… Creo. Averiguar el vínculo entre los dos es simple.

Kim Everis: ¿Edward está consciente de eso?

Elize Schmitz: Quien sabe… Ya que no puedes diagnosticar un cuerpo Estigma usando la medicina general. Si tengo que adivinar, ellos probablemente no lo saben, bueno, al menos Edward.

Kim Everis: ¿Qué pasa si se vuelve como el caso de Lisa? Entonces, ¿no habrá una posibilidad?

Elize Schmitz: Quien sabe, ¿pero no lo estás pensando demasiado? A pesar de eso, la estructura del cuerpo de ese chico está lleno de Estigma. Los tejidos de Estigma aparecieron en su exterior, eso es diferente del caso de Lisa.

Kim Everis: Estaría bien si fuera eso, pero…

Elize Schmitz: Por cierto, sabías que Edward fue tomado ya por una Pandora. Grayfia Phoenix.

Kim Everis: ¡¿Qué?!

El Décimo Choque NOVA

14 de Septiembre del 2574

Puesto de Shobario

Brechas de teletransportes fueron detectadas en la Bahía del Meridiano confirmándose al poco tiempo del avistamiento del temido enemigo de los Iluminados.

Crista Cox: ¡Cuatro NOVA han aparecido al mismo tiempo! ¡Esto es inaudito! ¡¿Esto era parte de tus cálculos?!

Eva Evergarden: Hemos estado monitoreando las actividades de los NOVA de cerca hasta ahora pero esta situación nunca fue anticipada. Parece que los NOVA son seres que sobrepasan nuestra imaginación.


30 Minutos Después...

Campo de Batalla, Bahía del Meridiano

Shikouin Sakurako: Llegaremos al campo de batalla en cinco minutos. Todas deben activar el mapeado de texturas en la parte superior del equipo reforzado. Cuatro NOVA han sido confirmados hasta ahora. Cuando nuestro pelotón de movilización aterrice, nos desplegaremos hacia los Pelotones de Batalla 5 y 6 y enfocaremos nuestro ataque en el Objetivo 3 ¿Todos listos?

Georgia Natsumi: No te preocupes, Sakurako. Finalmente vamos a tener una oportunidad de pelear de verdad ¡Déjanos hacer lo que podamos! ¡Terminaremos rápidamente!

Kaisa Arevig: ¡Correcto! Además, yo tengo una sesión de estudio esta tarde.

Suhaila Eleonor: La cena esta noche va ser carne de res del Sur.

Livvy Adela: Yo también, tengo que alimentar a mi gato.

Shikouin Sakurako: ¡De acuerdo! ¡Somos las más fuertes de cuarto nivel de la Academia del Oeste! ¡Regresaremos vivas para hacer todas esas cosas que tenemos por hacer! ¡Yo también tengo una cita hoy!


Puesto de Shobario

Shikouin Sakurako (Radio): ¡Llegando el segundo pelotón de la Academia del Oeste! ¡Entrando directamente al campo de batalla!

Neldor Faedan: Finalmente puedo tomar un respiro. Están ahora en frente del Objetivo 3.

Alenia Gilzeiros: ¡El Objetivo 4 liberó un rayo de partículas! ¡La mitad del Octavo Pelotón no responde!

Neldor Faedan: ¡¿Qué?!

Alenia Gilzeiros: Estableciendo contacto visual con el Objetivo 4.

La pantalla reveló la figura de la máquina levitando sobre los cuerpos del Octavo Pelotón.

Alenia Gilzeiros: El Octavo Pelotón fue…

Vanesa Kamila (Radio): Tercer nivel de la Academia del Este, desplegados para dar una mano…

Alenia Gilzeiros: ¡El rayo de partículas tenía un poder mayor a 20 gigawatts! ¡Eso es tres veces mayor al Cañón de Partículas de un Crucero Clase-Stalwart!

Neldor Faedan: ¡¿Un Cañón MAC?! Nunca hemos visto esa clase de ataques en reportes previos ¡¿Hay alguna instrucción adicional sobre la base sobre este ataque NOVA?!

Alenia Gilzeiros: ¡Nada fuera de lo normal, señor! ¡Se mantiene la situación actual!

Los demás pelotones continuaron la batalla. El NOVA desplegó unos látigos que sujetaron a sus enemigos. Dichas extremidades perforaron la piel de las Pandoras.

Alenia Gilzeiros: ¡El Objetivo 1 uso un patrón de ataque desconocido!

Neldor Faedan: ¿Qué fue eso?

Alenia Gilzeiros: Se está… Fusionando y corroyendo ¡Se iguala a los tejidos de las Estigmas de las Pandoras! ¡La corrosión empieza luego del contacto! ¡Las texturas de las Pandoras son neutralizadas!


Campo de Batalla, Bahía del Meridiano

Andrea Yuina: ¡El Objetivo 3 está acabado! ¡El apoyo del Oeste ha llegado! ¡A partir de ahora pelearemos los dos pelotones contra cada objetivo!

Alenia Gilzeiros (Radio): ¡Alerta de corrosión! ¡Esos NOVA se fusionan y corroen el cuerpo hasta llegar en contacto con las Estigmas!

Andrea Yuina: ¿Qué deberíamos hacer?

Cassie Leonhardt: ¿No es obvio? ¡Encontraremos una abertura! ¡Vamos directo al núcleo!

El blindaje del Objetivo 1 fue roto. Su núcleo estaba expuesto. Cuando las Pandoras estaban por dar el golpe final fueron sujetadas por los látigos de la máquina, infectándolas y corrompiendo sus Estigmas.

Amenaza Inminente

1 Hora Después...

Puesto de Shobario

Neldor Faedan: ¡¿Cuál es la posición del Objetivo 2?!

Alenia Gilzeiros: Aún sigue indetectable. Nuestro radar está rastreando continuamente el área. Si esto continúa, podríamos alcanzar el máximo tiempo residual de los NOVA, podría autodestruirse y ocasionar un daño físico masivo a toda el área alrededor.

Neldor Faedan: ¡Ya sabemos eso! ¡Por eso es que tenemos que encontrarlo y destruir su núcleo antes de que eso suceda!

Alenia Gilzeiros: Pero ya ha pasado más de una hora. Ese es el mayor tiempo residual que a pasado desde el Primer Choque.

Neldor Faedan: Mmm. Y aún no hay ningún daño físico grande en ningún lado… En el peor de los casos… Si podemos mantener al NOVA en lo profundo del océano cuando este explote, minimizaremos el daño que este cause… ¡De cualquier forma, tenemos que escanear todo el territorio por los NOVA! ¡Mantengan la alerta! ¡Todas las unidades de combate en espera! ¡Redistribuyan a los sobrevivientes de las otras unidades para que se movilicen de nuevo!


Academia del Oeste

Grayfia y Edward estaban en la cafetería. Mientras que Edward degustaba un postre, Grayfia ya estaba comiendo una tercera hamburguesa. Estaba realmente molesta por la orden de mantenerse quietos ante el Décimo Choque NOVA. Al lado de ellos se encontraba otro par de Pandoras.

Roza Judit: Escuché que algo pasó cerca de la Academia del Este… ¡Algo sobre cuatro NOVA que aparecieron al mismo tiempo! ¡Dicen que ni siquiera los especialistas pudieron detenerlos!… ¡Tuvieron que movilizar personal de la Academia del Este y a los de cuarto nivel de los nuestros! Dos NOVA fueron derrotadas ya, pero los otros dos escaparon… Y… Hubo muchas bajas.

Hedda Marisa: Que miedo… ¿Tal vez seremos movilizadas para apoyo también? Yo no quisiera… Sé que es vergonzoso para mí decir esto, pero gracias a dios que soy de segundo nivel… Esto es muy tenebroso…

Grayfia se levantó de golpe de su asiento y salió de la cafetería. Edward igualmente se puso de pie y la siguió hasta los pasillos.

Edward Blake: ¡Grayfia! ¡Espera! ¿Qué sucede? ¿Hay algún problema?

Grayfia Phoenix: …No hay ningún problema… Es sólo… Es sólo… ¡Es tan molesto! ¡Realmente no puedo hacer nada ahora mismo, solo sentarme y esperar!

Edward Blake: Deberías tomártelo con calma. Deberías comer y descansar bien ya que son momentos difíciles.

Grayfia Phoenix: ¡Cl.. Claro! ¡Ya sé eso! Es sólo que escuché a todas esas personas hablando… ¡Y me agité un poco!... ¿Qué hay de ti? ¿Tienes miedo? ¿Cuándo aparezca un NOVA estarás listo para pelear?

Edward Blake: …Pelearé. Como lo hizo mi hermana. Quería protegerla y fallé aquella vez. Pero ahora tengo el poder y responsabilidad de un Limitador. Definitivamente no huiré. No importa que suceda, pelearé y te protegeré como tu Limitador. Grayfia.

Grayfia Phoenix: Ya que lo pones así… Quiero decir… Como están las cosas ahora… Tengo… Algo… Que… Decirte… Si no te importa… Vamos también… Formalmente… Tú sabes… Formalmente… Formalmente…

Keya Keltris (Altavoz): ¡Se han detectado patrones NOVA en la Costa Este!


Sala de Comando, Academia del Oeste

El Oficial a cargo corrió hacia la Sala de Comando de la Academia. Inmediatamente se puso en su asiento y prendió los monitores.

Elwin Virjor: ¡¿Qué demonios?! ¡Eso no es posible! ¡Solo han pasado dos horas desde que aparecieron en la Bahía del Meridiano y reaparecieron aquí!... ¿Cuál es el estado del Objetivo 2?

Keya Keltris: ¡Están parados en la Costa Este! ¡No se ha observado ninguna conducta irregular hasta ahora!

Elwin Virjor: Los NOVA siempre han hecho su mejor esfuerzo para hacernos el mayor daño posible y por eso es que tienden a aparecer en las zonas metropolitanas con una alta densidad de población. Pero ahora su blanco es esta pequeña isla artificial ¿Acaso habrán venido específicamente para atacar a las Pandoras?

Keya Keltris: ¡Los cuatro pelotones de cuarto nivel han entrado al campo de batalla!


Campo de Batalla, Costa Este de la Academia del Oeste

Jasmin Signe: ¡Nuestro objetivo está directamente a 900 metros! ¡Todas la Pandoras, muévanse! ¡Limitadores, avancen con el auto blindado! ¡Asegúrense de estar en posición! ¡Primer y segundo pelotón, encárguense del Objetivo 2! ¡Vamos, no permitan que se acerquen a la academia!

Avanzando hasta dónde se había detectado el patrón energético del NOVA se encontraron con una persona que les bloqueaba el paso.

Jasmin Signe: ¿Ha llegado alguien aquí antes que nosotros? ¿Qué...?

La Pandora se detuvo. Aquella persona tenía protuberancias en la espalda que brillaban con gran intensidad. De esta salió disparado un Rayo de Partículas que el resto apenas consiguió eludir.

Jasmin Signe: ¿Qué demonios fue eso?


Sala de Comando, Academia del Oeste

Keya Keltris: ¡E… El Frente de Batalla del Este fue atacado por un Rayo de Partículas de aproximadamente 100 megawatts! ¡Unidades de combate desorientadas!

Elwin Virjor: ¡¿Fue un NOVA?!

Keya Keltris: ¡Negativo! ¡Por favor vea esto!

El monitor mostró a la causante.

Elwin Virjor: ¡¿Esas son Pandoras?!

Keya Keltris: Y esas cosas en sus espaldas… Son…

Elizabeth Cassl: Son Estigmas. Esa es la forma NOVA. Así como lo que le pasó a Lisa Blake durante el Octavo Choque.

Elwin Virjor: Pero, Directora, después del incidente de Blake, hemos colocado estrictos controles en el número de Estigmas trasplantados. Después de una extensa investigación para mantener su estabilidad.

Elizabeth Cassl: Como has dicho, la forma NOVA no ha sido observada desde que empezamos a limitar individualmente el número de trasplantes. Entonces, con el control de la información de los especialistas, la forma NOVA se convirtió en algo que solo sabían los cercanos a la Reina. Pero no importa cuánto hayamos investigado sobre eso, nunca cambiamos… Los Estigmas son de origen Forerunner… Obtenidos de los datos recopilados de los NOVA. Tú sabes esto también. Las Pandoras son hechas usando los Estigmas producidos de la primera persona en la que se implementaron por primera vez. Al trasplantar los Estigmas a un cuerpo femenino, creamos las únicas Armas Voltaicas que pueden enfrentar a los NOVA. Sin embargo, una Estigma es una espada de doble filo por el hecho de que la naturaleza de que los Estigmas y los núcleos de los NOVA es la misma. En un trasplante de Estigmas, inyectamos tejidos de NOVA a cuerpos humanos a la fuerza. En otras palabras… La posibilidad de tomar la forma NOVA se encuentra en el interior de todas y cada una de las Pandoras. Esa es la verdad absoluta.

Elwin Virjor: ¡Pero esta situación es distinta! ¡¿De dónde vienen esas Pandoras con forma NOVA y desde cuando desarrollaron esos nuevos sistemas de ataque?!

Keya Keltris: ¡Identificación de las Pandoras intrusas completa! ¡Saki Otoba, nivel 3, Academia del Este! ¡Linda Ozwell, nivel 4! ¡Scarlett Morrison, también de nivel 4! ¡Todas ellas eran las Pandoras que fueron absorbidas por los NOVA en la Bahía del Meridiano!

Elwin Virjor: ¡No puede ser! ¡¿Estás diciendo que los NOVA están controlando su transformación y acciones?!

Keya Keltris: ¡Por favor mire el monitor 3! ¡Han llegado otras Pandoras a la entrada este de la Academia!

Objetivo Localizado

Patios, Academia del Oeste

Las Epimeteos, nombre asignado a las Pandoras controladas por los NOVA, habían accedido finalmente a las instalaciones de la academia.

Katea Upton: ¡Joe! ¡Inmovilízalos!

Joe Leighton: ¡De acuerdo!

El Limitador disparó su campo de estasis para congelar a las Epimeteos. Estas, sin embargo, se liberaron sin problemas.

Katea Upton: ¡¿Qué?! ¿Neutralización independiente del congelamiento? ¿Qué demonios? ¡Estas chicas!... Están usando el Campo de Estasis en nosotros…

Joe Leighton: ¡Iniciando neutralización!

Ingrid Hadwise: ¡Leon!

Leon Blythe: ¡Déjamelo a mí!

Leon disparó su propio campo de estasis, rompiendo el liberado por las Epimetos, para liberar a sus compañeras.

Katea Upton: ¡Ustedes dos! ¡¿Qué, van a decir que tienen las mismas habilidades que los NOVA?! ¡En ese caso las destrozaré como a ellos!

Momentos antes de poder encestar el golpe con su Arma Voltaica el enemigo se movió rápidamente para esquivarla.

Katea Upton: ¿Están usando Aceleración tan fácilmente?

Joe Leighton: ¡Katea, sobre ti!

La enemiga estaba a punto de enterrarle a Katea varias cuchillas de no ser por su Limitador que consiguió esquivarla.

Katea Upton: ¡Eso estuvo cerca!

Ingrid Hadwise: ¡Detrás de ti!

Una de las Epimeteos disparó un campo de estasis.

Katea Upton: ¡No me puedo mover!

El enemigo iba a atacarla. Joe se interpuso y recibió el golpe resultando gravemente herido.

Katea Upton: ¡Joe!

Joe Leighton: Por favor… Retírate… Katea… Ya no puedo darte apoyo…

Katea Upton: ¡Maldición! ¡Las mataré!

Un resplandor de Luz rodeó su cuerpo para proporcionarle una armadura.

Ingrid Hadwise: ¡Le daremos apoyo a Katea hasta que su SOV llegue a su límite! ¡Vamos, Leon!

Leon Blythe: ¡Entendido!


Ascensor de la Entrada Principal, Academia del Oeste

Audrey Milesent: Ser la última línea de defensa… ¿Me queda bien, cierto? Después de todo soy la número 1 del ranking de nuestro nivel… ¿Pero dejar a la segunda del ranking aquí también, creo que están exagerando un poco, cierto?

Grayfia Phoenix: Este es el lugar más seguro para estar durante una invasión. Si quieres presumir sobre eso, adelante.

Audrey Milesent: ¡¿Qué dijiste?!

Grayfia Phoenix: Los de nivel tres están allá arriba luchando en la línea de batalla. Los de segundo estamos siendo protegidos bajo el pretexto de “cuidar el piso bajo tierra” hasta que suceda lo peor y todos los de nivel tres sean aniquilados.

Audrey Milesent: Todas las de nivel cuatro están ausentes. Así que si todos los de nivel tres son asesinados, eso sería el fin para la Academia del Oeste ¿Eso es lo que tratas de decir? Sabes que eso es imposible.

Grayfia Phoenix: …Yo tampoco quiero que eso pase…

Audrey Milesent: …Mmm ¿Qué sucede? Estás hablando mucho de repente ¿No estarás asustada, o si? Señorita segunda del ranking.

Keya Keltris (Altavoz): Alerta de código 3. La entrada oeste ha sido penetrada. Unidades enemigas avanzando por la entrada sur. Todas las unidades bajo tierra manténganse firmes.

Edward Blake: ¡Grayfia!

Grayfia Phoenix: Lo escuché. Parece… Que no va bien allá arriba. Incluso en una emergencia como esta… Nos siguen diciendo que debemos esperar.

Audrey Milesent: Por cierto… Edward Blake… ¿Hace poco que eres Limitador, cierto?

Edward Blake: Ah… Sí.

Audrey Milesent: ¿Está es tu primera vez en batalla? No te preocupes mucho. Este lugar es la fortaleza más importante en la Academia del Oeste. Hay por lo menos tres miembros del ranking de los de tercer nivel en el camino que trae aquí. Es un pena, pero no vamos a jugar mucho… ¿No es una primera vez decepcionante?

Samuel Landon: Es… La primera vez para nosotros también… Audrey.

Ocurrió un temblor.

Audrey Milesent: Parece que hay una fiesta al lado…

Samuel Landon: Tú también estás nerviosa, huh, Audrey… Ah… ¿La pared?

El muro se rompió. Las Epimeteos hicieron acto de su presencia al sostener a una de las Pandoras de tercer nivel.

Audrey Milesent: ¡Miria Bradford!

Una de las mejores Pandoras de la academia había sido sometida. Pero eso no fue lo que llamó la atención de Grayfia, sino quien era la que estaba sosteniendo su cuerpo.

Grayfia Phoenix: ¡¿Esa es…?!

Lucha Desesperada

Ascensor de la Entrada Principal, Academia del Oeste

Miria Bradford: ¡Quítame las manos de encima!

La Pandora recobró el conocimiento para usar su arma y cortar el brazo de la Epimeteo. Cuando retrocedió, vio como la extremidad de la Epimeteo se regeneraba. Acto seguido, la Epimeteo concentró la energía en su cuerpo para desplazarse a gran velocidad.

Miria Bradford: ¡Esas estúpidas están usando la Aceleración! ¡Las de segundo nivel! ¡Agarren a una entre ustedes dos! ¡Primero dispérsense y no dejen que los Limitadores se vuelvan sus objetivos!

Audrey Milesent: ¡¿Qué?! ¡Las habilidades de alto nivel no son nada de qué preocuparse!

Usando su Arma Voltaica, Audrey contuvo a una Epimeteo. Esta se zafó y con la Aceleración se posicionó a espaldas de Audrey. Miria se interpuso en el ataque, recibiendo el filo de una de las Estigmas del Epimeteo en su pulmón.

Audrey Milesent: ¡Miria! ¡¿Estás bien?!

Miria Bradford: Tú… Retírate… Este no es… Un lugar en el que una persona, que no puede usar habilidades de alto nivel, deba estar…

Audrey Milesent: ¡Sam!

Samuel Landon: ¡Sí!

El Limitador de Audrey disparó su campo de estasis para liberar a su compañero. Seguido de eso estableció conexión con ella para permitirle desplazarse en la congelación. Una de las Epimeteos se liberó sólo para ser detenida por Grayfia.

Edward Blake: ¡Grayfia!

Grayfia Phoenix: ¡Tú quédate atrás!

Grayfia conocía perfectamente a la Epimeteo que estaba deteniendo. Se trataba de una de las mejores de la Academia del Este por lo que si quería ganar debía dejar de contener su fuerza.


Patios, Academia del Oeste

En el patio de la institución, la lucha entre Katea y la Epimeteo no parecía tener fin. Su contrincante era bastante rápida y su tiempo de utilización de la SOV se estaba acabando. Después de un intercambio de golpes, su armadura desapareció quedando a la merced del enemigo.

Ingrid Hadwise: ¡Katea!

Leon Blythe: ¡Ingrid!

Ingrid Hadwise: …No sirve de nada… Nos superan.

Katea Upton: ¡Joe! ¡Morirá si lo dejamos así…! ¡Joe! ¡Este es el fin!

La Epimeteo estaba a punto de enterrar su cuchilla en el cuerpo de Katea cuando algo la impactó para sacarla volando.

Katea Upton: ¿Esferas de Luz? Ese es la habilidad de…

Ikaros Evergarden: He fallado… Estaba apuntando al hueso de la clavícula. Thorn, cúbreme por si el enemigo intenta algún Campo de Estasis.

Thorn Evergarden: Sí, hermana.

Ikaros Evergarden: Todos… Aguantaron bien en una situación difícil. Me tomó algo de tiempo acabar con ellos en la entrada sur. Pero ahora me haré cargo yo. Aquellos que estén heridos por favor retírense.

Katea Upton: Ten cuidado, Ikaros. Esas idiotas pueden regenerar sus heridas. Creo en ti pero si no te concentras completamente…

Ikaros Evergarden: Dices que crees en mí, y aun así dudas de mí. Creo que fui muy clara. Yo me haré cargo ahora. Todo lo que tienen que hacer es retirarse.

Las Epimeteos se concentraron contra Ikaros.

Ikaros Evergarden: Lo he confirmado en la entrada sur, pero estas luchadoras que parecen no tener sentidos…

Cuando la rodearon, creó un escudo con Esferas de Luz haciéndolas retroceder.

Ikaros Evergarden: …Toman decisiones propias y atacan de forma estratégica. Al ver mis Armas Voltaicas, ellas se priorizaron en mí. Eso está claro, pero eso en realidad me ayuda a enfocarme en mis objetivos.

Ikaros disparó proyectiles de luz contra las Epimeteos. Al neutralizarlas se acercó a ellas.

Ingrid Hadwise: ¡¿Va a pelear de cerca?!

Katea Upton: ¡¿Por qué?! ¡¿No sería mejor que se mantuviera lejos?!

Ikaros concentró el fuego en la clavícula de las Epimeteos. En pocos segundos perforó sus pechos revelando una Estigma corrupta a la cual atacó a quemarropa. Cuando la Estigma corrupta fue destruida de todas las Epimeteos, todas volvieron a la normalidad.

Katea Upton: ¿Qué acaba de suceder?

Ikaros Evergarden: Fue solo una intuición que tuve mientras peleaba en la entrada sur. Pero parece que si destruyes el Estigma que está en la clavícula, puedes cambiarlas a Pandoras normales sin tener que matarlas. Por supuesto, debes tener habilidad y reacción para poder enfrentar a una forma NOVA. Ese es el único requisito.

La Furia de la Fénix

Ascensor de la Entrada Principal, Academia del Oeste

Keya Keltris (Altavoz): Atención a todas las Pandoras. El punto débil del enemigo es el Estigma alojado en el centro de la clavícula.

Grayfia ya había sido derrotada por aquella conocida Epimeteo mientras que la otra ya estaba por acceder al ascensor. Grayfia la sujetó de la pierna.

Grayfia Phoenix: De ninguna manera pasaran de aquí.

La Epimeteo le asestó un fuerte golpe contra ella quien no se inmutó.

Edward Blake: ¡Grayfia!

Del cuerpo de Grayfia brotó un aura azulada. Su velocidad había aumentado y eso le permitió atacar el pecho de la otra Epimeteo, logrando perforar el Estigma corrupto.

Edward Blake: ¡Lo hiciste!

Grayfia Phoenix: ¡Mantente atrás!

A pesar de que el Estigma había sido dañado la enemiga seguía de pie.

Grayfia Phoenix: Tengo que dejarla inconsciente o de lo contrario… Voy a tomar un riesgo considerable para ganarle a este enemigo…

Aquella Epimeteo no era cualquier Pandora. Su nombre era Cassie Leonhardt y hasta el momento era la única persona que había podido vencerla en condiciones normales. Cassie, en contra de su voluntad, aceleró sus movimientos para intentar clavar una de sus Estigmas en Grayfia, quien respondió al interceptarla solo para caer ambas al suelo. Cassie, que estaba sobre ella, estaba por enterrarle una de sus Estigmas cuando Edward disparó un campo de estasis que la detuvo.

Grayfia Phoenix: ¡¿Edward?!

Edward Blake: ¿Crees que te dejaría sola mientras eres golpeada de esa forma?

La Pandora pateó a Cassie para liberarse. La Epimeteo se liberó del campo de estasis y siguió atacando a Grayfia hasta que de repente se detuvo.

Cassie Leonhardt: No… Quiero… Está mal… No quiero matar a mis compañeros… Detente… Yo… No quiero… Matar a nadie.

Grayfia Phoenix: ¿Qué está pasando?

Cassie Leonhardt: Por favor. Detenme. Grayfia. Phoenix. No quiero matar a nadie. Yo… No quería ser una Pandora. La voz… Haz que calle… Esta no soy yo.

La Epimeteo disparó un Rayo de Partículas hacia Grayfia. Audrey se interpuso en el disparo, recibiendo todo el fuego.

Audrey Milesent: ¿Sigues con vida…? ¿…Número dos?

Audrey cayó al suelo. Samuel, su Limitador, corrió hacia ella.

Samuel Landon: ¡Audrey! ¿Audrey? ¡Audrey ¡Tienes que resistir! ¡No puedes morir! ¿Por qué? ¿Por qué hiciste algo tan estúpido?

Audrey Milesent: …Es… Mi deber… Proteger a mis compañeros… No… Proteger a los más débiles. Es el deber… De una Pandora…

Samuel Landon: Entiendo, pero no vayas a perder la conciencia. Te llevaré al centro de recuperación ¡No te preocupes estarás bien una vez que tomes el tratamiento de regeneración! Después de todo eres una Pandora ¡Esto no es nada para ti!

Samuel levantó el cuerpo de su compañera y la cargó sobre su espalda. Al estar ambos completamente heridos, luego de un par de pasos, cayeron de nuevo contra el piso.

Samuel Landon: Lo… Lo siento, Audrey ¿Te he asustado? Oh… Tu rostro se ha ensuciado un poco… Eso no es algo propio de ti. Estar… Estar en hombros en difícil lo se… Te llevaré como a una princesa… De la forma que te gusta… ¿Te gusta? Solo dime que si… ¡Por favor! Dime algo, Audrey… Je, je, je ¿Qué estás haciendo, Audrey? ¿Por qué no me dices nada? ¿Qué era lo que me decías siempre? “¡Apúrate!” Vamos enójate y regáñame de esa forma, Audrey…

Edward Blake: ¡Sam! ¡Es suficiente, Sam! Audrey ya está…

Samuel Landon: Tú… ¿Qué puedes saber tú? Solo tengo que llevarla al centro de recuperación… Ella solo… Ha perdido la conciencia por un momento… Si, solo ha perdido la conciencia… De ningún modo puede estar muerta… Simplemente no hay forma… Ella no puede estar muerta…

Edward Blake: Sam… Ella está… ¡Sam!

Cassie estaba detrás de Samuel. Alzó su brazo en preludio de un golpe certero que nunca se dio. Grayfia la tacleó, salvando a Samuel y a Audrey. Una acción que la confundía ya que nunca había visto a nadie como un aliado. Solamente asistía a la Academia para prepararse y tener oportunidad para exterminar a las máquinas que le arrebataron todo. Estaba convencida de que a nadie le importaría si estaba allí o no pero ahora encontró personas, especialmente a Audrey. El hecho de que ellas, antes rivales, se salvaran las unas a las otras era algo que la molestaba sin saber porque.

Grayfia ahora estaba decidida a acabar con Cassie. Su intención se manifestó a través de la Novalización. Al igual que las Epimeteos, sus Estigmas crecieron hasta formar protuberancias en su espalda. Grayfia y Cassie volvieron a luchar entre ellas, liberando ondas de choque que retumbaban el cuarto donde estaban. Grayfia estrelló a la Epimeteo contra la pared. Cassie respondió con la Aceleración para intentar escapar hacia el elevador. Sin embargo, Grayfia se lo impidió. La Pandora cada vez más perdía la razón y eso la llevó a cortar el brazo de la Epimeteo, acto seguido, la sujetó de la cabeza para estrellarla contra el suelo.

Cassie intentó usar su único brazo para liberarse, el cual fue igualmente cortado por Grayfia. Sin forma aparente de seguir defendiéndose, Cassie acumuló su energía en su Estigma corrupta para disparar el Rayo de Partículas. Grayfia lo evitó al sujetar su Estigma para arrancarla, liberándola del control de los NOVA. Cassie había vuelto a la normalidad sólo para entender lo que había hecho.

Cassie Leonhardt: Parece que esto finalmente terminó… Mátame. Estoy lista.

Edward Blake: ¡No lo hagas! Tú arrancaste su Estigma y ella regresó a la normalidad ¿Verdad? Ya no es más una NOVA ¡No puedes matarla, Grayfia! ¡Si le pones una mano encima ahora solo estarás matando a tu compañera! ¡¿No puedes verlo?!

Grayfia gritó. Tomó su Arma Voltaica para clavarla a un lado de la cabeza de Cassie. Sus Estigmas volvieron a la normalidad.

Edward Blake: Gracias… Grayfia.

Fin del Choque

Ascensor de la Entrada Principal, Academia del Oeste

Samuel Landon: ¡¿Audrey?! ¡Edward, ven aquí rápido!

Edward Blake: ¿Qué pasa, Sam?

Samuel Landon: Sujétala de este lado ¡Su corazón está latiendo! ¡Su sangre está fluyendo! ¡Sigue viva! ¡Si recibe tratamiento de regeneración, entonces podremos salvarla!


15 de Septiembre del 2574

Puesto de Shobario

Eva Evergarden: Los enfrentamientos con ellos se han vuelto cada vez más complicados. Lo más importante, esta vez nos sorprendieron completamente con la guardia baja, siendo atacados por cuatro NOVA a la vez.

Crista Cox: Así que básicamente, ¿es posible que el próximo enfrentamiento NOVA ocurra en el siguiente año?

Andy Bennet: Siendo honesta, no me sorprendería si el Undécimo Choque ocurriera el próximo mes.

Crista Cox: Ya hemos perdido un número considerable de Pandoras en el Décimo Choque NOVA. Ahora que son impredecibles ¿Cuáles serían nuestras posibilidades?...


Academia del Oeste

Audrey había sido llevada a la enfermería. Edward visitó a su compañero para conocer el estado de ella.

Edward Blake: Sam, ¿cómo se encuentra Audrey?

Samuel Landon: Oh, eres tú Ed. Faltan cuatro horas para que termine el tratamiento regenerativo. Ella no ha recuperado la conciencia todavía.

Edward Blake: Ya veo… Es realmente increíble si lo piensas… Sinceramente pensé que no había oportunidad para ella.

Samuel Landon: Sí… Debido a que los Estigmas de su cuerpo actuaron como un sistema de soporte de vida, ella fue capaz de sobrevivir. El tratamiento de regeneración también usa los Estigmas incrustados en su cuerpo, ella solo sobrevivió gracias a las inherentes habilidades de recuperación de las Pandoras pero... Parece que la rápida división celular usada para salvar su vida también acorta el tiempo general de vida… Aun así, siempre y cuando ella todavía está viva. Como ahora, simplemente estar frente a ella mientras respira… Me hace feliz.

Edward Blake: Sam… Lo sé, se siente tan bien. Que duele.

Grayfia se encontraba en el tejado de los dormitorios. Sus heridas habían sanado rápidamente pero su mente todavía asimilaba lo que había sucedido. “Proteger a los más débiles es el trabajo de las Pandoras”. Aquellas palabras sonaban en la mente de Grayfia. Aunque quizá no se llevaron bien por el tiempo que compartieron en la academia, estaba agradecida de haber sido salvada por ella…

Alguien más subió. Sus brazos habían sido regenerados gracias a SOV aunque todavía estaba acostumbrándose a ellos. Ya conocía como era Grayfia por lo que tuvo un poco de temor al iniciar la conversación y más con una persona con la que casi acaba con su vida.

Cassie Leonhardt: Grayfia Phoenix.

Grayfia Phoenix: Oh, solo eres tú. Cassie Leonhardt.

Cassie Leonhardt: Parece que recuerdas mi nombre. Eso me hace feliz.

Grayfia Phoenix: Bueno… Gracias a ti pase por una experiencia muy dolorosa.

Cassie Leonhardt: Ya veo, tú… No debiste haber tenido una buena impresión de mí ¿verdad? Pero allá tú también me lastimaste. Creo que podemos llamarlo un empate… ¿Se podría decir que no hay resentimientos entre nosotras? Je, je.

Grayfia Phoenix: …Por mí está bien.

Cassie Leonhardt: ¡…!

Grayfia Phoenix: No había considerado algo como tenerte rencor por habernos ganado. Debes tener un montón de sentimientos de lo ocurrido por lo que está bien. Pero un día definiremos cual es la más fuerte.

Cassie Leonhardt: No tenías que dejarme vivir solo por eso, ¿Verdad? Quiero que me digas… ¿Por qué? En ese tipo de situación… ¿Por qué no me mataste? Sé que fui controlada por el NOVA y perdí mi habilidad de razonar pero te lastimé a ti y a tus amigos. Entonces ¿Por qué me dejaste vivir?

Grayfia Phoenix: …Porque no quería decepcionar a mi Limitador. La verdad es que yo no quería ser una Pandora. Soy mala explicando las cosas, pero… Los NOVA me quitaron a mi familia y por eso me aferré a que destrozaría a esas máquinas, rechacé a los que me rodeaban y cerré mi corazón. Pero luego lo conocí a él, y llegué a entender que lo que estaba haciendo no era más que huir de la realidad. He aprendido que si no te aceptas a ti mismo, entonces nunca podrías llegar a ser verdaderamente fuerte… Si te hubiera matado habría vuelto a ser ese tipo de persona, esa es la única razón de haber hecho lo que hice…


F I N